En Japón hay remate de casas y edificios para vivir o convertirlos en negocios | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Internacional

En Japón hay remate de casas y edificios para vivir o convertirlos en negocios

Casa abandonada en Ochigi, Japón, un de las más recientes en oferta en la páginas oficial akiya.


En Japón hay remate de casas y edificios para vivir o convertirlos en negocios | El Imparcial de Oaxaca
Imagen: Internet

Tras el aumento de propiedades que han quedado en situación de “akiya”, nombre que se le da a las casas y edificios abandonados en Japón, el gobierno de este país busca atraer nuevos residentes ofreciendo estas viviendas a precios bajos.

En 2018, la Encuesta de Vivienda y Tierra de Japón, registró más de ocho millones de propiedades abandonadas, esto significó un 13.6% de casas y edificios desocupados de todo el territorio.

Distintas áreas de Japón han presentado este problema, principalmente las áreas conurbadas, en sitios como Kochi, Wakayama, Tokushima y Kagoshima, pero en las ciudades Tochigi y Nagano también existen casas “akiya”.

Los precios son tan bajos que existen ofertas desde 50 mil yenes, lo que equivale a 455 dólares, o bien, un poco más de 9 mil pesos mexicanos, reporto el sitio Insider.

Edificios en venta para hacer negocios

En la ciudad de Okutama, al oeste de Japón, se ofrecen edificios antiguos y vacíos de forma gratuita, esto lo han aprovechado algunos residentes para transformarlos en talleres o incluso en negocios, como restaurantes.

Los subsidios que los gobiernos locales dieron a estos sitios para adquirir propiedades abandonadas, han logrado con éxito bajar el porcentaje de viviendas vacías en lugares como Daisen, con una caída del 7.9%.

De acuerdo con el sitio de Nikkei, también existe un programa para trabajadores remotos o personas que se quieran establecer negocios en zonas rurales de Japón, con subvención de 1 millón de yenes.


 

Relacionadas: