Naiara, la pequeña de ocho años a la que su tío golpeó tanto que le destrozó su cerebro
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Internacional

Naiara, la pequeña de ocho años a la que su tío golpeó tanto que le destrozó su cerebro

Además presentó 56 lesiones en todo su cuerpo, de acuerdo a la autopsia realizada al cuerpo de la pequeña de ocho años.


Naiara, la pequeña de ocho años a la que su tío golpeó tanto que le destrozó su cerebro | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Naiara tenía apenas ocho años. Nieves Pena, su madre, decidió que ambas se fueran a vivir con Carlos Pardo, su pareja y con Iván Pardo, hermano de Carlos y tío político de Naiara. Esa decisión traería posteriormente la muerte de esta pequeña que conmocionó a toda España en 2017.

A Naiara la mataron a golpes hasta que le destrozaron el cerebro. Su cuerpecito presentó 56 golpes que iban desde quemaduras, hasta lesiones térmicas. Tuvieron que pasar poco más de tres años para que se revelaran los resultados de la autopsia.

El responsable de su muerte, su tío Iván Pardo, dijo que torturó a Naiara hasta quitarle la vida porque “se sentía estresado”. La tortura que sufrió la pequeña duró horas. Los golpes le destrozaron el cerebro. Así fue la muerte de Naiara.

‘Le destrozaron el cerebro’

Así fue como describieron, en breves palabras, la agresión brutal que sufrió esta pequeña. Eduardo Cantón y María Aránzazu, del Instituto de Medicina Legal de Aragón, explicaron que el cerebro de Naiara presentaba unas “lesiones brutales. Destrozado”.

Pero además del traumatismo craneoencefálico, Naiara presentaba “quemaduras, lesiones contusas, térmicas… Era tal el conjunto de lesiones que diferenciar una lesión de otra es bastante difícil”. Indicaron que su cuerpo presentaba indicios de sofocación, que apuntan a que le taparon la boca y la nariz para que no gritara o para que no respirara.

En cuanto llegó al hospital, Iván Pardo dijo a los médicos que la niña se había caído de cabeza por cuatro o cinco escaleras, pero eran tan graves las lesiones en su cabeza que se dieron cuenta que la versión no cuadraba en absoluto.

‘Lo quiero achacar al estrés’

Por más increíble que parezca, Iván Pardo fue cuestionado la semana pasada durante el juicio sobre el caso de la muerte de Naiara y el por qué es que había cometido tal tortura contra la menor.

“Lo quiero achacar al estrés, al cúmulo de problemas con la empresa, porque no le encuentro explicación”, indicó a su abogada defensora a quien también le confesó que “no estaba pasando por una situación fácil” y que “tenía problemas en el trabajo, con su pareja y su salud”.

Aunque aún no se dicta sentencia, el padre biológico de Naiara solicita una pena de 25 años por asesinato y cuatro años y medio por otro delito contra la integridad integridad física y moral. Se está solicitando un castigo tanto para Carlos Pardo como para su pareja, Nieves Pena. En las últimas investigaciones, se indicó también que obligó a dos de sus sobrinas, de 12 y 14 años, a presenciar la brutal agresión y a ayudarle facilitándole los objetos que les pedía para torturar a Naiara.


 

Relacionadas: