#BlackLivesMatter protesta en Wisconsin por ataque a Jacob Blake | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Internacional

#BlackLivesMatter protesta en Wisconsin por ataque a Jacob Blake

El gobernador de Wisconsin ordenó el traslado de elementos de la Guardia Nacional para controlar las protestas que registran su segundo día tras el ataque contra el afroamericano Jacob Blake.


#BlackLivesMatter protesta en Wisconsin por ataque a Jacob Blake | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Centenas de personas se reunieron salieron a las calles de Kenosha, Wisconsin, para protestas por el ataque al afroamericano Jacob Blake a manos de la policía, donde ha habido altercados entre elementos de seguridad y manifestantes.

https://twitter.com/Crisis_Intel/status/1298037254519234560

El gobernador de Wisconsin, Tony Evers, convocó a la Guardia Nacional por temor a otra ronda de protestas violentas registradas el domingo. Las autoridades del condado también anunciaron un toque de queda a las 20:00 horas. Aseguró que es su responsabilidad “proteger la infraestructura y asegurarse de que nuestros bomberos y otras personas involucradas estén protegidas”.

Kenosha, una ciudad dormitorio

Durante más de 100 años, Kenosha fue un centro de fabricación de automóviles, pero ahora se ha transformado en gran medida en una comunidad de dormitorios para Milwaukee y Chicago. La ciudad es aproximadamente 67 por ciento blanca, 11.5 por ciento afroamericana y 17.6 por ciento hispana, según datos del censo de 2019. Tanto el alcalde como el jefe de policía son blancos. Aproximadamente el 17 por ciento de la población vive en la pobreza.

Las tensiones estallaron nuevamente el lunes temprano después de la  conferencia de prensa con el alcalde de Kenosha, John Antarmian, que originalmente se llevaría a cabo en un parque, se movió dentro del edificio de seguridad pública de la ciudad.

Cientos de manifestantes se apresuraron al edificio y una puerta se rompió antes de que la policía con equipo antidisturbios rociara con gas pimienta a la multitud. Al momento se mantienen las protestas sobre la ciudad.

En los disturbios que siguieron al tiroteo de Blake el domingo, las publicaciones en las redes sociales mostraban a los vecinos reunidos en las calles y gritando a la policía. Otros parecían arrojar objetos a los agentes y dañar vehículos policiales.

En una escena que refleja las protestas generalizadas de los últimos meses por la brutalidad policial y la desigualdad racial, los manifestantes se dirigieron al Edificio de Seguridad Pública del Condado de Kenosha, que alberga los departamentos de policía y alguacil.

¿Cómo fue el ataque contra Jacob Blake?

En un video de teléfono celular hecho por un espectador, Blake recibió un disparo, aparentemente en la parte de atrás, mientras se inclinaba hacia su vehículo mientras sus tres hijos estaban sentados dentro.

El tiroteo ocurrió alrededor de las 17:00 horas del domingo y fue capturado desde el otro lado de la calle en un video que se publicó en línea. La policía de Kenosha no tiene cámaras corporales, pero sí micrófonos adheridos al cuerpo.

La policía dijo que estaban respondiendo a una llamada sobre una disputa doméstica. No dijeron si Blake estaba armado o por qué la policía abrió fuego, tampoco revelaron detalles sobre la disputa doméstica y no revelaron de inmediato la identidad de los tres oficiales en el lugar.

El hombre que afirmó haber hecho el video, Raysean White, de 22 años, dijo que vio a Blake pelearse con tres oficiales y los escuchó gritar: “¡Suelta el cuchillo! ¡Suelta el cuchillo!” antes de que estallaran los disparos. Dijo que no vio un cuchillo en las manos de Blake.

White, quien afirmó haber hecho el video, dijo que antes del tiroteo, miró por la ventana y vio a seis o siete mujeres gritándose unas a otras en la acera. Unos momentos después, Blake llegó en su camioneta y le dijo a su hijo, que estaba parado cerca, que se subiera al vehículo, según el testigo, asegurando que no les dijo nada a las mujeres.

Añadió que Blake que salió de la ventana por unos minutos, y cuando regresó, vio a tres oficiales luchando contra él. Uno golpeó a Blake en las costillas y otro usó una pistola paralizante, dijo White. Dijo que se liberó y comenzó a alejarse mientras los oficiales gritaban por un cuchillo.

El gobernador dijo que no ha visto información que sugiera que Blake tuviera un cuchillo u otra arma, pero que el caso aún está siendo investigado por el Departamento de Justicia de Wisconsin. Los agentes fueron puestos en licencia administrativa, práctica habitual durante un tiroteo por parte de la policía, y se negaron a conocer detalles sobre los oficiales o sus registros de servicio.

El último enfrentamiento se produjo después de que manifestantes incendiaron automóviles, rompieron ventanas y se enfrentaron con agentes antidisturbios el domingo por la noche por la herida de Jacob Blake, de 29 años, que fue hospitalizado en estado grave.

En las imágenes, Blake camina desde la acera alrededor de la parte delantera de su automóvil hasta la puerta del lado del conductor mientras los oficiales lo siguen con sus armas apuntando y gritando. Cuando abre la puerta y se inclina hacia la camioneta, un oficial agarra su camisa por detrás y abre fuego mientras le da la espalda.

Se pueden escuchar siete disparos, aunque no está claro cuántos golpearon a Blake o cuántos oficiales dispararon. Durante el tiroteo, se puede ver a una mujer negra gritando en la calle y saltando arriba y abajo.

La disputa partidista por ataque a Jacob Blake

El candidato presidencial demócrata Joe Biden pidió “una investigación inmediata, completa y transparente” y dijo que los oficiales “deben rendir cuentas”.

“Esta mañana, la nación se despierta una vez más con dolor e indignación porque otro estadunidense negro es víctima de la fuerza excesiva”, dijo, poco más de dos meses antes del día de las elecciones en un país que ya se vio afectado por la reciente muerte de George Floyd en Minneapolis, Rayshard Brooks en Atlanta y Breonna Taylor en Louisville, Kentucky. “Esos disparos perforan el alma de nuestra nación”.

Los republicanos y el sindicato policial acusaron a los políticos demócratas de apresurarse a emitir un juicio, lo que refleja la profunda división partidista en Wisconsin, un estado clave en el campo de batalla presidencial.

El abuelo de Jacob Blake

​El abuelo de Blake, Jacob Blake Sr., fue un prominente ministro y líder de derechos civiles en el área de Chicago que ayudó a organizar una marcha y habló en apoyo de una ley de vivienda integral en Evanston, Illinois, días después del asesinato en 1968 del reverendo Martin Luther King.

Los miembros del Partido Republicano de Wisconsin también condenaron las violentas protestas, haciéndose eco del tema de la ley y el orden que el presidente Donald Trump ha estado utilizando en su campaña de reelección.

https://twitter.com/KittyLists/status/1298063629749633024

“Como siempre, el video que circula actualmente no captura todas las complejidades de un incidente altamente dinámico”, dijo Pete Deates, presidente del sindicato policial de Kenosha, en un comunicado. Llamó a la declaración del gobernador “totalmente irresponsable”.

El abogado por derechos civiles, Ben Crump, que representa a la familia de Blake, dijo que estaba “simplemente tratando de hacer lo correcto al intervenir en un incidente doméstico”. La policía no confirmó de inmediato el relato de ninguno de los dos.

La poderosa Unión Estadunidense por las Libertades Civiles (ACLU) denunció lo sucedido a Blake como “otro acto repugnante de brutalidad policial”.

“El hecho de que violencia policial como esta (los asesinatos de Breonna Taylor, George Floyd, Eric Garner y muchos otros) se haya convertido en algo común muestra que la institución misma de la policía estadunidense está podrida en su esencia”, señaló ACLU

La pareja de Blake, Laquisha Booker, le dijo a la afiliada de la cadena NBC en Milwaukee que los tres hijos de la pareja estaban en el asiento trasero de la camioneta cuando la policía le disparó.

“Ese hombre, literalmente, lo agarró por la camisa y miró hacia otro lado y le estaba disparando. Con los niños en la parte de atrás gritando. Gritando ”, dijo Booker.


 

Relacionadas: