Alemania conmovida: más de 500 niños del coro dirigido por hermano de Benedicto XVI sufrieron abusos sexuales | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Internacional

Alemania conmovida: más de 500 niños del coro dirigido por hermano de Benedicto XVI sufrieron abusos sexuales

Los menores que integraban el coro sufrieron violencia desde preescolar hasta educación secundaria.


Alemania conmovida: más de 500 niños del coro dirigido por hermano de Benedicto XVI sufrieron abusos sexuales | El Imparcial de Oaxaca

Al menos 547 miembros de un prestigioso coro infantil católico alemán sufrieron abusos físicos o sexuales entre 1945 y principios de la década de 1990, según un informe presentado el martes.

Monseñor Georg Ratzinger,  hermano de Benedicto XVI, quien fuera la máxima autoridad de la iglesia católica, estuvo a cargo del grupo entre 1964 y 1990, por lo que se encontraría relacionado a dichos abusos. Sin embargo, Georg Ratzinger asegura  no tener nada que ver en dichos sucesos además de no tener conocimiento de lo que ocurría en el coro.

Ulrich Weber, un abogado encargado de investigar el caso, dijo el sábado que hubo violencia contra los menores en el coro desde preescolar hasta educación secundaria, según reportó la agencia de noticias dpa.

Además, Weber rechaza lo dicho por el hermano del Papa emérito y dice Georg Ratzinger estaba al corriente de los abusos pero seguía una “cultura del silencio” para proteger a la institución.

Foto de archivo tomada el 11 de noviembre de 1989 del director de música Georg Ratzinger, hermano del papa Benedicto XVI, durante un ensayo del coro. Foto: EFE

Las acusaciones vinculadas al coro Domspatzen de Regensburg forman parte de una serie de revelaciones aparecidas en 2010 sobre abusos cometidos por el clero católico en Alemania. En informes de años anteriores se manejaba una cifra de 231 víctimas; aunque en el 2015 las autoridades católicas locales solo habían reconocido 72 casos. Actualmente se revela que al menos 67 jóvenes fueron violadas y la Iglesia lo ocultó.

Muchas de las víctimas describieron su estancia en el internado como “el peor momento de sus vidas, marcado por el miedo, la violencia y la impotencia”.

Alexander Probst, una de las víctimas del Regensburger Domspatzen del que formó parte desde 1968, señala haber sido insultado, golpeado y acosado. Probst revela que posteriormente al ingresar a la secundaria, que también era administrada por el coro, un profesor daba cerveza y mostraba pornografía a un grupo de jóvenes en secreto y después abusaba de ellos sexualmente.

Según el medio alemán Deutsche Welle, 49 de los presuntos responsables de abusos no serán juzgados debido a que la mayoría de los casos dejaron de tener efecto legal por el paso del tiempo; aún así las víctimas podrían recibir entre 5 mil y 20 mil euros de indemnización.