Partido de Macron, en ascenso; elecciones legislativas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Internacional

Partido de Macron, en ascenso; elecciones legislativas

La República en Marcha del Presidente galo obtuvo un primer trinfo que lo deja cerca de la mayoría absoluta


Partido de Macron, en ascenso; elecciones legislativas | El Imparcial de Oaxaca

El partido del presidente francés, Emmanuel Macron, sentó ayer en la primera vuelta de las legislativas las bases para alcanzar el próximo domingo la que se presume como una victoria histórica, que le permitiría obtener una holgada mayoría absoluta.

La República en Marcha (LREM) de Macron y su aliado, el partido MoDem, que presentó como candidatos a una mezcla de políticos repescados de las filas socialistas y conservadoras junto a figuras poco conocidas de la sociedad civil, obtuvo –con 90% de votos escrutados– 31.9% de los sufragios, de acuerdo conlos datos dados a conocer por el Ministerio del Interior.

Un resultado que nadie podía haber anticipado hace solo unos meses y que va unido a un retroceso de los dos grandes partidos, socialista y conservador, que se alternaban en el poder en Francia desde hacía 60 años.

A algunos, esta situación les recuerda lo vivido con el presidente conservador
Jacques Chirac, que hace 15 años consiguió 365 escaños de los 577 con su partido Unión por un Movimiento Popular  (UMP), todo un récord.

Hasta hace muy poco parecía improbable que Macron, de 39 años con escasa experiencia política y sin maquinaria de partido, obtuviera una mayoría en las legislativas.

El Presidente acudió a votar en la localidad costera de Le Touquet, en el Canal de la Mancha, junto con su esposa, Brigitte.

La formación Los Republicanos y sus aliados alcanzaban un 18.9%, frente a 13.8% del Frente Nacional y 7.45% del Partido Socialista.

Pero si la tendencia se confirma en la segunda vuelta del próximo domingo, Macron, que se convirtió el 14 de mayo en el presidente más joven de la historia moderna de Francia, tendría el camino libre para aplicar su programa electoral.

No obstante, el portavoz del gobierno, Christophe Castaner, advirtió que hasta la segunda ronda “nada está decidido” e instó a sus partidarios a seguir movilizados.

El pueblo francés ha mostrado que quiere que nos movamos con rapidez”, dijo Castaner.

La victoria le daría a Macron la posibilidad de cumplir con sus promesas de campaña de limpiar la política y aliviar las regulaciones que, según los inversores, asfixian a la segunda mayor economía de la zona euro.

El Presidente francés quiere una gran revolución de reformas económicas y sociales, incluyendo la flexibilización de las leyes laborales y un cambio radical al sistema de pensiones.

Su programa cuenta con un fuerte respaldo de los votantes liberales y con más educación en las grandes ciudades de Francia, pero es menos popular en zonas rurales y de mayor pobreza.

En el gobierno de Macron hay miembros que provienen de distintas formaciones políticas: el primer ministro Edouard Philippe proviene de los conservadores; el ministro del Exterior, Jean-Yves Le Drian, es un ex socialista, mientras que la titular de Defensa, Sylvie Goulard, es del centro.

En las últimas semanas, Macron se concentró en la tribuna internacional: se reunió con el líder del Kremlin, Vladimir Putin, y estrechó la mano presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de forma enérgica.

Su primer viaje al extranjero le llevó a Berlín, donde se entrevistó con Angela Merkel, quien ayer felicitó al Presidente francés por el “gran éxito” de su partido en las elecciones legislativas.

Canciller #Merkel: Mis felicitaciones sinceras a @EmmanuelMacron por el gran éxito de su partido en la primera vuelta. Un voto en favor de las reformas”, tuiteó el portavoz de Merkel, Steffen Seibert.

 

ABSTENCIÓN MARCA LA JORNADA ELECTORAL

El triunfo deLa República En Marcha (LREM) del persidente francés, Emmanuel Macron, en la primera vuelta de las elecciones legislativas se vio empañado por una fuerte abstención, que podría llegar a 50.4% y establecer un récord desde 1958.

La abstención en la primera vuelta de las legislativas fue dos veces más fuerte entre los electores de menos de 35 años (64%) que entre aquellos mayores de 60 (35 %).

Según Frédéric Dabi, de la encuestadora Ifop, estas cifras “no son una sorpresa”, ya que “desde hace 20 años se observa una caída de la tasa de participación” en las legislativas.

El sistema electoral prevé que se dispute una segunda vuelta en las circunscripciones donde ningún candidato haya obtenido más de 50 por ciento.

Para pasar a la segunda ronda hace falta haber obtenido 12.5% de los votos del total de inscritos en cada circunscripción.

La diferencia se ve también en el nivel de ingresos: dieron la espalda a las urnas 59% de los hogares con un ingreso mensual inferior a 1.250 euros, frente a 42% de aquellos con sueldos superiores a tres mil euros.