¿Has recibido un aviso de terminación laboral? Descubre cómo manejar esta situación | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

General

¿Has recibido un aviso de terminación laboral? Descubre cómo manejar esta situación

Si pierdes tu trabajo, nuestro primer consejo es no caer en la desesperación.


¿Has recibido un aviso de terminación laboral? Descubre cómo manejar esta situación | El Imparcial de Oaxaca

Lamentablemente muchas personas han quedado desempleadas, debido a la crisis sanitaria. Cuando recibes un aviso de terminación laboral pareciera como que el mundo se viene abajo, y sobre todo si has pedido un préstamo rápido a una institución financiera.

Sin embargo, no todo está perdido, y desde Creditea queremos contarte que puedes hacer para manejar la situación y salir airoso de este momento duro que estás viviendo.

También platicaremos sobre lo que puedes hacer si has solicitado un préstamo inmediato pero te has quedado desempleado en el proceso de devolución del crédito.

¿Cómo proceder si estás desempleado?

Si pierdes tu trabajo, nuestro primer consejo es no caer en la desesperación. Mucha gente queda desempleada pero logra reinsertarse en el mundo laboral, gracias a que ha logrado tomar las riendas y actuar. A continuación, compartiremos algunos pasos que puedes seguir para revertir tu situación.

Lleva un control de tus gastos y reduce los que no sean necesarios

Tengas trabajo o no, siempre es importante mantener un control de tus gastos para no excederte y poder reducirlos el próximo mes, tras analizar cuáles son los gastos necesarios o fundamentales y cuáles son caprichos que puedes evitar.

Hoy en día, existen diferentes aplicaciones que te ayudan a llevar un mejor control de tus gastos. ¡Aprovéchalas!

Actualiza tu CV y usa tu perfil de LinkedIn

Por un lado, te recomendamos actualizar tu CV y añadir toda la información relacionada a tu trabajo previo. Presta atención a la manera de presentar tus conocimientos y habilidades, al diseño y formato de tu hoja de vida y asegúrate de que tu foto sea actual, con un fondo neutro y semi formal.

Por otro lado, no te olvides de tu perfil de LinkedIn. Si aún no tienes uno, créalo. Si ya lo tienes, dale vida, actualízalo y sube actualizaciones de tu sector, añadiendo tu opinión profesional. Esto hará que otros perfiles muestren interés por ti y tus conocimientos y te contacten para posibles oportunidades laborales.

Busca puestos de trabajo en diferentes portales que coincidan con tu perfil

Una vez que hayas actualizado tu CV y tu perfil en LinkedIn, ponte a la búsqueda activa de un trabajo. Explora los diferentes portales web como Indeed, Portal de Empleo del Gobierno de México, OpciónEmpleo o Computrabajo en busca de ofertas laborales y envía tu CV y carta de presentación o motivación.

Aprovecha LinkedIn no solo como canal de transmisión e incorporación de conocimiento, sino también para buscar ofertas laborales que coincidan con tu perfil, intereses y preferencias.

Informa a tus amigos y conocidos que estás buscando trabajo

El boca a boca es fundamental a la hora de buscar empleo. Y los contactos, sean amigos, familiares o conocidos, serán tus mejores aliados. Ponte en contacto con ellos mediante LinkedIn, telefónicamente o de forma presencial y asegúrate de que se enteren que estás buscando trabajo.

En LinkedIn puedes configurar tu perfil y activar la función OpenToWork para notificar a tus contactos que buscas empleo. A su vez, si activas esta función, tu perfil ganará visibilidad para los reclutadores que buscan candidatos que tienen un perfil similar al tuyo.

¿Qué hacer con tu préstamo rápido si estás desempleado?

En el caso de que cuentes con un préstamo rápido y te hayas quedado sin trabajo, tranquilo, esto puede ocurrir. De hecho, lo mejor que puedes hacer es notificar a la prestamista de lo ocurrido para que juntos puedan encontrar una solución.

Si no lo reportas y dejas de pagar el préstamo, la deuda puede agravarse y es posible que se recurra al embargo de tus bienes y al desahucio.

A su vez, esto generará que tu historial crediticio se vea afectado en el buró de crédito, reduciendo tus posibilidades de solicitar un nuevo préstamo en el futuro.

Lo recomendable es que solicites una prórroga a la institución financiera, que por ley tienes derecho a pedir. Esto significa que puedes aplazar (no eliminar) el pago de tu préstamo. Sin embargo, recuerda que la prestamista te seguirá cobrando intereses, por ende, no demores demasiado en lo posible.

Otra opción es contactar a Infonacot, el Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores, que ha desarrollado varios esquemas para ayudar a las personas a liquidar sus deudas.

No a la desesperación, sí a la actuación

En otras palabras, lo importante frente al despido o a la terminación de un contrato laboral es no rendirse y tomar acción cuanto antes para revertir la situación y poder liquidar las deudas pendientes.

Cuanto antes te ocupes de resolverlo, menos deuda acumulada tendrás y, por ende, menos dolor de cabeza. Recuerda nunca pedir un préstamo rápido si no estás seguro que podrás hacer frente a su devolución.