Vida Saludable: Toxicidad por metales pesados - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nutrición

Vida Saludable: Toxicidad por metales pesados

Los síntomas de intoxicación por metales pesados dependen del tipo de metal, la cantidad que hay en su cuerpo y la edad


Vida Saludable: Toxicidad por metales pesados | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet / ilustrativa

Los metales pesados se encuentran en el ambiente de forma natural. Los metales pesados son un grupo de elementos químicos que presentan una densidad alta. Son, en general, tóxicos para los seres humanos y en este grupo encontramos al mercurio, plomo, cadmio, cobre, zinc y cromo.

Dónde podemos encontrar los metales pesados:

 

  • Medicamentos
  • Suplementos
  • Alimentos como la carne, mariscos, leche y algunas verduras, los cereales y sus derivados representan el grupo de mayor exposición a plomo, debido a su consumo elevado y no tanto a su concentración del metal en el alimento.
  • Químicos utilizados en la industria y en granjas, terminan en el aire, el suelo y el agua.

 

Los metales pesados entran al cuerpo de diferentes maneras, por la respiración, el comerlos o a través de la piel. Debido a que los metales pesados se encuentran en todas partes, es normal tener algunos en el cuerpo. Pero si son demasiados metales pesados causan toxicidad.

Los síntomas de intoxicación por metales pesados dependen del tipo de metal, la cantidad que hay en su cuerpo y la edad.

 

Síntomas de la exposición a metales pesados

 

  • Aluminio: Conversación anormal, enfermedad de Alzheimer
  • Plomo: Anemia, disfunción renal, molestias musculares, sabor metálico
  • Mercurio: Irritabilidad, insomnio, fatiga, falta de memoria, temblor.
  • Cadmio: Disfunción renal, hipertensión, enfermedad vascular
  • Arsénico: Proteinuria, arteriosclerosis, aliento a ajo.

 

La intoxicación por metales pesados puede suceder lentamente o de forma repentina si usted se expone a una gran cantidad de metales pesados al mismo tiempo.

 

Fuentes comunes

 

Aluminio: Utensilios de cocina, polvo para hornear (como sulfato de aluminio), antiácidos, antitranspirantes, latas de aluminio, leche y productos lácteos, spray nasal, pasta dental, cerámicas elaboradas con arcilla o barro, amalgamas dentales, filtros de cigarro y humo de tabaco, escapes de automóviles.

Cadmio: Agua suave de tubería galvanizada, refrescos de cola de dispositivos para servir con tubería galvanizada, harina de trigo refinada, leche evaporada en lata, alimentos procesados, ostiones, hígado, humo de cigarro, fertilizantes, instrumentos dentales, vidrios de cerámica, pigmentos para pintar.

Plomo: Escapes de automóviles, pintura de casa, verduras contaminadas con plomo, comida con hueso, carnes de órganos como hígado, pesticidas, tapas con plomo en botellas de vidrio, agua de lluvia y nieve, lápices pintados, pasta de dientes.

Mercurio: Amalgamas dentales, ciertos pescados de lago, cloruro de mercurio, talco, laxantes, cosméticos, supositorios para hemorroides, mertiolate, suavizante para ropa, filtros de aire acondicionado, conservadores para madera.

Arsénico: Venenos de rata, agua de mar, escape de automóvil, detergente para el hogar, gises de colores, depósitos de aguas negras, conservadores de madera, yeso.

Recomendaciones

 

  • Revisar etiquetas de los alimentos
  • Evitar auto medicarse
  • Utilizar desodorantes orgánicos
  • Disminuir el consumo de alimentos empacados en aluminio
  • Consumir alimentos orgánicos

 

¡MANTENGASE INFORMADO!

Los invito a escucharme todos los martes y miércoles en punto de las 17:00 horas, a través del 102.3 FM La Voz del Pacífico Sur. Búscanos en Facebook como Radio: Vida Saludable. Manda tus preguntas o contáctame al 958 111 29 88 para más consejos.

Les escribe Laura Garrido, nutrióloga de profesión y su amiga de corazón.


 

Relacionadas: