Alimentar a la fauna silvestre es un acto de crueldad
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Mundo Animal

Alimentar a la fauna silvestre es un acto de crueldad

El secretario del Medio Ambiente de Nuevo León considera que darles comida a los animales en peligro de extinción, los pone en riesgo


Alimentar a la fauna silvestre es un acto de crueldad | El Imparcial de Oaxaca
Darles de comer a animales silvestre los perjudica más que beneficiarlos. Foto: Ilustrativa

Monterrey, NL.- Alimentar a animales silvestres es un acto de crueldad, pues con ello se pone en riesgo a especies en peligro de extinción como el oso negro, consideró el secretario del Medio Ambiente estatal, Alfonso Martínez Muñoz.

El funcionario exhibió ayer en conferencia de prensa un video, en el cual una mujer habitante del sur de Monterrey entrega un postre a un oso negro, por lo que pidió a la ciudadanía que evite este tipo de conductas, que lejos de beneficiar a los plantígrados que habitan en torno a la zona metropolitana de la capital de Nuevo León, los perjudica.

Martínez Muñoz explicó que los osos deben buscar su alimento en la vida silvestre, y si humanos les entregan comida, propician que se vuelvan audaces, e incluso peligrosos.

“Cuando les damos nosotros de comer un postre o cualquier otro alimento elaborado, imagínense, el oso asocia ese alimento que jamás va a encontrar en la vida silvestre con los humanos y el miedo que le tienen a los humanos, instintivo, lo pierden, se vuelven temerarios, audaces, pero también peligrosos”, afirmó el secretario del Medio Ambiente nuevoleonés.

Acto de crueldad animal impensada

“Los osos que están condicionados a que los alimentemos, en ocasiones buscando comida pueden atacar a los seres humanos y cuando eso sucede, quien paga las consecuencias es finalmente el oso. Entonces, este acto de bondad realmente es un acto de crueldad animal impensada, pero esa es la realidad de las cosas”, consideró.

Advirtió igualmente que dañar a las especies de flora y fauna está prohibido, más aún tratándose de una especie como el oso negro, que se encuentra en riesgo de extinción. Indicó que tal acción se tipifica “en el Código Penal de la Federación, hay penas de cárcel a quien dañe especies en peligro y sobre todo si (los perjuicios) se cometen en áreas naturales protegidas”.

Sobre la mujer que alimentó a un oso en la filmación referida, advirtió que “esta persona está expuesta a que alguien haga una denuncia y que se constate que es un daño –que sí lo es– para esta especie y específicamente para este oso, y entonces sufrir esas consecuencias. Por favor, no alimenten a la fauna silvestre, es dañino para ellos, no les estamos ayudando nada”.

Vía La Jornada


 

Relacionadas: