Los perros pequeños son más propensos a ser más bravos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Mundo Animal

Los perros pequeños son más propensos a ser más bravos

Un artículo acaba de brindar una explicación mucho más pensada a la idea tradicional de que los perros pequeños son los más bravos


Los perros pequeños son más  propensos a ser más bravos | El Imparcial de Oaxaca
El exceso de consentimiento a los canes diminutos podría ser la razón detrás de su inconfundible “algarabía”.

En esta oportunidad, un artículo publicado en la prestigiosa revista científica Nature acaba de brindar una explicación mucho más pensada a la idea tradicional de que los perros pequeños son los más bravos.

Según la investigación, desarrollada por estudiantes de la Universidad de Helsinki, en Finlandia, las razas de perros pequeños pueden ser “más propensos a un comportamiento agresivo que los perros grandes o medianos”.

De acuerdo con el estudio, que evaluó la influencia de los factores demográficos, ambientales y de comportamiento en razas de perros que se consideran puras, el peculiar adiestramiento de los dueños a los perros pequeños puede explicar, en cierta medida, la tendencia de estos a presentar serios problemas de comportamiento.

“Los dueños de perros pequeños juegan con sus perros y los adiestran en obediencia con menos frecuencia que los dueños de perros grandes y los perros pequeños también son entrenados con menos frecuencia en la casa”, se lee en la publicación.

Bajo esa lógica, el exceso de consentimiento a los canes diminutos podría ser la razón detrás de su inconfundible “algarabía”.

De hecho, según resalta el artículo, el miedo que podría derivar de ese ‘cariño extremo’ “tenía un fuerte vínculo con el comportamiento agresivo. Los perros miedosos eran muchas veces más propensos a comportarse de forma agresiva”.

No en vano, a ese patrón de ladridos enérgicos y problemas de socialización que suelen presentar los perros pequeños se le adjudica al ‘Síndrome del perro pequeño’, que recoge las conductas demasiado afectuosas.

Asimismo, el estudio en mención encontró en su análisis que los perros machos tenían una mayor probabilidad de comportamiento agresivo que las hembras.