Mantén activa la mente de tu compañero peludo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Mundo Animal

Mantén activa la mente de tu compañero peludo

Esto evitará problemas derivados del estrés y ansiedad que puede causar el aburrimiento


Mantén activa la mente de tu compañero peludo | El Imparcial de Oaxaca
Una alimentación de calidad que brinde todos los nutrientes e ingredientes necesarios es primordial.

Parte importante de tener una mascota en casa, ya sea que se trate de un perro o un gato, es mantenerlos activos no solo físicamente, sino también mentalmente, pues esto evitará problemas derivados del estrés y ansiedad que puede causar el aburrimiento.

Esto lo podemos lograr a través del ejercicio diario, y no tiene que ser toda una rutina de entrenamiento, con 30 minutos diarios bastan, ya que que lo hagas perseguirte o viceversa, incluso puede ser solo un juego.
Podemos ayudarnos con juegos que hagan al perro o gato esconderse o buscarte; en el mercado se pueden encontrar juguetes interactivos, o si queremos algo más de provecho también podemos buscar trucos para enseñarle.
Por supuesto, hay que acompañar el día a día con una alimentación de calidad que brinde todos los nutrientes e ingredientes necesarios para mantener saludable el cerebro de nuestra mascota.
En este punto es importante solicitar el apoyo de un médico veterinario, pues él nos podrá decir cuál es la mejor dieta para el animal en cuestión y lo que debemos aportar para evitar excesos o deficiencias en su organismo.
Si quieres saber si tu can o felino ya atraviesan por un problema relacionado con su estado mental, basta con poner atención a su día a día.
Por ejemplo, una mascota estresada, no tendrá ganas de jugar, se pasará todo el día echado, y en ocasiones buscará sitios para esconderse y alejarse de los demás; incluso puede llegar a mostrar conductas agresivas cuando se busca interacción.
Recordemos que tanto perros como gatos son muy sensibles a los cambios repentinos, como mudanzas, visitas inesperadas, y hasta la pérdida de su dueño o de otro compañero animal, por lo que hay que poner especial atención si alguno de estos eventos acaba de suceder.