Cuida el pelo de tus mascotas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Mundo Animal

Cuida el pelo de tus mascotas

Un pelo sano y saludable es sinónimo de responsabilidad, buenos cuidados y alimentación apropiada, así como de vitalidad, energía y belleza


Cuida el pelo de tus mascotas | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Sin importar cuál sea el tipo de manto o pelaje que tenga su perro, es importante saber cuidarlo adecuadamente. Un pelo sano y saludable es sinónimo de responsabilidad, buenos cuidados y alimentación apropiada, así como de vitalidad, energía y belleza. Mantenerlo en buenas condiciones obedece más que a razones estéticas, también tiene que ver con higiene, bienestar y buena calidad de vida.

Tener el cuerpo recubierto de pelo es una particularidad casi que exclusiva de algunos mamíferos. Aparte de proporcionarles características físicas importantes, como el color o las distinciones por raza, los protege de climas adversos.

En el caso del frío, el pelo sirve de aislante térmico de la temperatura exterior y la temperatura de la piel, ya que ayuda a crear una capa de aire entre la piel y el medioambiente.

En cuanto a climas cálidos, el pelo hace que el calor que existe externamente no llegue con tanta facilidad a la superficie de la piel. Algunos animales desprovistos de pelo, como los mamíferos marinos, no disponen de igual cantidad de pelo, por lo que necesitan unas reservas importantes de grasa corporal para resistir las temperaturas a las que están sometidos.

¿Cómo cuidar el pelo?

Más allá de gastar dinero en costosas marcas para que el pelo luzca más brillante o sobrecargarlo con productos oleosos para que tenga una apariencia adecuada, las acciones claves para garantizar un pelo sano y brillante serán siempre una adecuada alimentación y un buen estado de salud.

Cuando un perro tiene alguna enfermedad no puede tener un pelo lindo. Tampoco si la alimentación que se le brinda (concentrado, dietas naturales o Barf, entre otras) no brinda los nutrientes esenciales a su organismo.

Hecha la debida la claridad sobre estos aspectos, se pueden entonces tener en cuenta cuidados adicionales como estos:

Cepillado: es lograr que sea parte de la rutina diaria de aseo de las mascotas; además de remover el exceso de pelo y evitar que se acumule dentro de la casa, estimula la circulación, hace un masaje de la piel de las mascotas y fortalece los vínculos entre tutores y mascotas. Lo ideal es hacerlo mínimo dos veces a la semana, siempre antes del baño y no después, y preferiblemente fuera de casa o sobre una toalla, para evitar acumulación de residuos.

Baños: estos deben hacerse cada mes o dos meses. La frecuencia dependerá de la actividad física, el tipo de pelo y también el nivel de suciedad. En el mercado hay diferentes productos para cada tipo de pelo: rizado o lacio, corto o largo, y sedoso o duro, entre otros. Lo importante es siempre hacerlo con los productos recomendados para mascotas.

Vinagre y agua: el vinagre, preferiblemente de manzana, tiene un conocido efecto antimicótico y antibacteriano, lo que lo hace recomendable para limpiar la piel de las mascotas. Lo recomendable es mezclar partes iguales de vinagre y agua, humedecer una toalla y frotar el pelo de las mascotas.

Estrés: si bien es normal que los animales muden de pelo con cierta frecuencia, cuando ellos atraviesan situaciones de estrés, este proceso se acelera. ¿La solución? Identificar la situación causante para eliminarla o mitigarla. Ejercicio, estimulación sensorial con juguetes o actividades, mejor relacionamiento, entre otros factores, pueden ayudar a reducir el estrés de perros y gatos.

Suplementación nutricional: frutas y verduras como la papaya, el mango, el perejil, la zanahoria, además de aceite de oliva, manzanilla, huevo y otros ingredientes, se pueden añadir a la dieta de las mascotas para mejorar la calidad del pelo. En el mercado se pueden encontrar suplementos nutricionales ricos en vitaminas, minerales y omega 3 y 6, los cuales ayudan a mejorar el pelo. Es importante adaptar las raciones para no generar problemas de sobrepeso u obesidad.

Hidratación: no se necesitan cremas ni productos especializados para ello. Con que la mascota tenga siempre a disposición agua limpia y fresca, la piel y el pelo se mantendrán adecuadamente hidratados.

Evite: la comida casera con excesos de sal, condimentos, grasas y aceites o azúcares. También, otros procedimientos como tinturas, alisado o planchado, así como largas exposiciones a secador de pelo a altas temperaturas.

Descartar patologías que puedan causar una mala calidad del pelo, como enfermedades hormonales, alteraciones de la piel, parásitos externos o infecciones bacterianas.