Tips para comprar tacones mucho más cómodos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Moda

Tips para comprar tacones mucho más cómodos

El remedio no es únicamente usar flats


Tips para comprar tacones mucho más cómodos | El Imparcial de Oaxaca

El secreto está en compra los tacones menos incómodos posibles. Si partimos del hecho de que 99% de los tacones son incómodos, podemos concentrarnos en buscar los que sea menos… Es decir, los más amables de usar.

1. Compra tacones por la tarde

La mejor hora para comprar tacones es por la tarde… Nunca los compren en la mañana porque en un par de horas ya no los soportarán. En la tarde ya tenemos los pies hinchaditos por la caminada del día, así que si a esa hora les quedan cómodos los zapatos, les quedarán bien todo el día.

2. Entre más toscos sean mejor

Toscos no en el sentido de que compren botas rockeras, sino que si el zapato tiene el tacón ancho o la plataforma muy grande, seguramente son más cómodos que los stilettos.

3. Eviten las suelas de madera

Los wedges que tienen suela de madera son pesados para caminar pero sobre todo son malos para el equilibrio. Aunque parecen cómodos de usarse, caminar con ellos (y más en una ciudad con muchos hoyos) puede ser una mala, mala idea.

4. Prefieran las plataformas

Incluso para esos zapatos de tacón súper delgadito, las plataformas son la solución para la comodidad. Busquen siempre que haya un poquito de plataforma en la parte delantera para darle más comodidad a su pie.

5. Inviertan en plantillas

Si amaron unos tacones pero no son los más cómodos, ¡no se desanimen! Existen muchas plantillas de gel que pueden hacer una gran diferencia a la hora de dar un paso. Mi recomendación es que inviertan en plantillas buenas… Ahora, si sienten que van a necesitar una plantilla para el zapato mídanse medio número más grande del que son regularmente, para que cuando pongan la plantilla no les apriete demás.

6. Agrándenlos

La mejor técnica para ablandar un poquito los tacones es calentarlos con la secadora mientras se los ponen con unos calcetines gordos.