La guía básica para cuidar tu joyería y prevenir daños (para que dure más) | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Moda

La guía básica para cuidar tu joyería y prevenir daños (para que dure más)

Es hora de aprender a cuidar tu joyería, para que te dure por más tiempo y realmente puedas sacarle provecho a tu inversión.


La guía básica para cuidar tu joyería y prevenir daños (para que dure más) | El Imparcial de Oaxaca

Sí, los hombres también usan joyería, en forma de relojes, anillos, pulseras, cadenas, aretes y más, se trata de accesorios que puedan darle vida a un look y lograr que se vea mucho mejor y más completo y, al tratarse de piezas que no siempre son baratas, tener los cuidados correctos es esencial para alargar su tiempo de vida y lograr que se mantengan en buenas condiciones por más tiempo (porque tal vez tus nietos van a querer tu reloj favorito o la cadena que siempre usas).

El problema es que, si no cuidas la joyería, puede llenarse de manchas, oscurecerse, tener rayones, golpes o hasta romperse, y eso solo te va a llevar a gastar más dinero para poder reemplazarla. La clave no está en encerrar tus cosas en una caja fuerte, la joyería se hizo para ser usada, sino en tratarla bien y darle un poco de tiempo y atención regularmente.

Debes tener en cuenta varias cosas, desde el lugar donde guardas todo, hasta la forma en la que limpias cada pieza, pero no es un proceso complicado o que consuma demasiado tiempo. Claro que hay cosas que son naturalmente resistentes (por eso en las tumbas egipcias encontraron joyas, piedras y accesorios), pero hay que darle una mano a la naturaleza y poner de nuestra parte.

¿Cómo cuidar tu joyería?

Debes tener un buen espacio para guardar

No avientes todo en un cajón, eso solo va a aumentar el riesgo de golpes y rayones, de que tus cadenas terminan enredadas o incluso de que pierdas algo y nunca lo vuelvas a ver.

Puedes tener una pequeña caja fuerte en casa para tus piezas más valiosas (como el reloj de tu abuelo o tu primer reloj de lujo), pero también necesitas un organizador, donde cada pieza tenga su propio espacio y con algún tipo de colchón para que esté todo bien protegido.

Es importante que no guardes tu joyería con otros objetos (no la pongas con tus zapatos o cinturones), ya que esto eventualmente va a permitir que guardarla se vuelva un hábito y no olvides dónde está cada cosa. Además, es muy recomendable que conserves las cajas y bolsas originales.

Usa correctamente

Claro que puedes usar varias piezas al mismo tiempo, pero debes saber que, si tienes varios metales y piedras juntos, es probable que se golpeen entre ellos con el uso y que se termine rayando, así que el uso correcto también es una forma de cuidado.

Recuerda que elementos como los diamantes y el titanio son muy duros y pueden rayar todo tipo de metales y materiales, así que debes asegurarte de que nada esté suelto y que no tengas dos cosas que puedan causarle daños a las otras. Además, también se recomienda que, para evitar rayones, la joyería sea lo último que te pongas al vestir y lo primero que te quitas al llegar a casa. Y todo debe ser del tamaño correcto para que no te estés golpeando contra otras superficies todo el tiempo.

Revisa regularmente

La limpieza de las piezas es esencial

Así como llevas tu coche a servicio regularmente, tu joyería también necesita ser inspeccionada cada cierto tiempo, esto para que sepas si algo necesita algún tipo de limpieza o reparación, y para que no vayas a perder nada porque tenía una parte floja y se rompió mientras la usabas.

Hay piezas que se pueden aflojar con el tiempo, así que vale la pena darle una revisada a cada pieza de vez en cuando. Y los relojes de lujo requieren de todavía más cuidados.

Mantén la limpieza

La joyería se ensucia fácilmente, en especial los anillos que tocan todo lo que tú tocas, la contaminación puede mancharla y provocar cambios en el color que hacen que se vea descuidada. Se recomienda limpiar los metales con un paño de pulido de plata, que es suave con el material y no lo dañe, pero también hay limpiadores especiales para joyería (especial para diamantes y otros tipos de piedras) y existen limpiadores para piel. También puedes llevar tus piezas con un profesional para mayor seguridad y exactitud.

Recuerda usar las herramientas correctas para que puedas limpiar cada parte de la pieza y, en el caso de los relojes, vale la pena visitar a un experto para que pueda realizar un trabajo más completo, incluso puede revisar el mecanismo.