Armoniza tu casa para empezar el año | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Hogar

Armoniza tu casa para empezar el año

Los olores nos transportan, nos relajan, nos provocan sensaciones, así que es posible jugar con ellos en casa


Armoniza tu casa  para empezar el año | El Imparcial de Oaxaca
Es posible asociar el Feng Shui a la decoración y al bienestar en el hogar.

Así como la neuroarquitectura trabaja en las sensaciones que tenemos en una casa, con la idea de lograr el bienestar; el Feng Shui tiene el mismo propósito. En busca de ese equilibrio y armonía, los aromas tienen mucho que aportar. Los olores nos transportan, nos relajan, nos provocan sensaciones, así que es posible jugar con ellos en casa, con el aroma del hogar, para lograr un extra de bienestar. Contamos con el conocimiento de expertos en Feng Shui, que nos dan las claves concretas para aunar correctamente Feng Shui y aromaterapia.

Montserrat Beltrán es directora de la Escuela Internacional Feng Shui. Como experta formadora y asesora en hacer que las personas consigan cambiar el rumbo de sus vidas y la de sus familias, indica que es posible asociar el Feng Shui a la decoración y al bienestar en el hogar. Pero “al mismo tiempo es una filosofía de vida que busca la tranquilidad, la paz y la armonía. Y esto lo podemos conseguir a través del equilibrio entre todos los objetos de decoración y mobiliario que tenemos en casa, pero además, los aromas también cumplen una importante función”. Ella explica que los aromas son un componente invisible y a la vez muy perceptible, capaz de aportar equilibrio a un ambiente y evocar emociones.

Pon en práctica la relación 

“Hay aromas que aportan felicidad, otros calma y tranquilidad, e incluso otros pueden avivar el amor”, indica Montserrat Beltrán. Ella invita a poner en práctica esa relación entre Feng Shui y los aromas a través de su método O.S.A.T.E., que consiste en aplicar una serie de pasos para lograr la transformación. Como ella misma nos detalla, la O inicial de la palabra O.S.A.T.E. se refiere a “observar” qué está diciendo el hogar. Después invita a “soñar” qué necesita la persona en estos momentos; para más tarde “activar” la casa con la esencia más adecuada y la situación actual.

Trucos para aromatizar la casa

“Me gusta ventilar un ratito y después poner una esencia en función del lugar de la casa donde voy a estar. O también, después de cocinar, que pueden quedar olores atrapados, poner algún aroma para neutralizar ese olor más rápidamente”, detalla la experta.

¿Qué aroma usar?

Para Montserrat Beltrán no hay unas normas estrictas, pero sí una guía básica que siempre funciona. Por ejemplo: aromas de naturaleza o cítricos para comedor y salón, como pino, lavanda, limón, naranja. Aromas florales para el dormitorio, como jazmín, rosa o ylan ylan. En el recibidor, mejor emplear aromas suaves como la canela o bergamota. Y aromas verdes para el baño como eucalipto o menta.

¿Qué usar para aromatizar?

Lo más importante de los aromas es utilizarlos. Ante la pregunta de si hay algún sistema más adecuado según el Feng Shui, Montserrat Beltrán señala que todas las versiones son aceptadas por esta disciplina. Ella misma explica con qué aromatiza su casa: “uso mikados en el baño, incienso puntualmente cuando quiero aportar una energía concreta a toda la casa, paseando con el palito por toda ella, velas en momentos íntimos y difusores de esencias en salón y dormitorio. Lo único que descartaría es conectar algo eléctrico en la mesita de noche, para que no interfiera en el sueño”.

¿Cómo deben ser esos aromas?

Según el Feng Shui, los aromas deben aportar la energía que necesitamos en cada momento. Por ello no todos los aromas son buenos para todas las personas en el mismo momento. Si se precisa de calma, deberás aromatizar la estancia con aromas relajantes, como la lavanda o la manzanilla. Si, por el contrario, necesitas activarte o subir tu estado de ánimo, usa aromas energizantes como la menta o naranja amarga.