¿Qué altera el sueño de los niños? Pediatras dan la clave - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Familia

¿Qué altera el sueño de los niños? Pediatras dan la clave

Dormir y descansar correctamente por la noche es de vital importancia para el desarrollo de los seres humanos


¿Qué altera el sueño de los niños? Pediatras dan la clave | El Imparcial de Oaxaca

En torno a un 20% de los niños tiene dificultades con el sueño a lo largo de su desarrollo, es decir, problemas para iniciarlo o para mantenerlo durante la noche. En el sueño, el sistema circadiano y el sistema homeostático son reguladores endógenos que interactúan para favorecer el sueño tras un periodo de vigilia y en sincronía con la disminución de la luz.

Precisamente, la luz es un factor primordial para ajustar el sistema circadiano del sueño del organismo. No obstante, existen factores externos que consolidan el patrón del sueño del niño. Según la Sociedad Española del Sueño, el establecimiento de unos hábitos de sueño y rutinas es un aspecto significativo para lograr una mejor conciliación del sueño, menos despertares nocturnos y un incremento de la duración del sueño.

Esta rutina del sueño previa a irse a la cama, es lo que se conoce como “higiene del sueño” y abarca las 24 horas del día.

Esta se compone de “una serie de hábitos saludables que se deben seguir durante toda la jornada”, como explica el doctor Gonzalo Pin Arboledas, coordinador del Grupo del Sueño y Cronobiología de la Asociación Española de Pediatría (AEP) durante el 68 congreso de esta sociedad médica.

La higiene del sueño en niños

Según el experto, “no tenemos que fijarnos únicamente en lo que debemos hacer por la noche” porque “la higiene del sueño es una serie de hábitos saludables durante todo el día”.

El pediatra propone algunas pautas para mejorar la calidad del sueño de los niños como:

  • Exponer a los niños a la luz natural a primeras horas de la mañana
  • Ir al colegio andando o en bicicleta para activarse
  • Reducir la actividad física tres horas antes de irse a dormir
  • No utilizar pantallas dos horas antes de acostarse
  • Seguir unos horarios regulares de comida y hacerlo un rato antes de irse a la cama (crononutrición)

¿Cuánto deben dormir los niños en cada etapa?

El sueño es de vital importancia para el desarrollo de los seres humanos, aunque las necesidades van variando a lo largo de la vida. Un recién nacido suele dormir de media 17 horas, mientras que en un anciano de 70 años pasan a ser de cinco o seis.

De esta manera, un niño con 24 meses debería haber pasado 13 durmiendo y en la adolescencia, el 50% de su vida.

El doctor Pin apunta que “cuanta mayor es la velocidad del desarrollo neurocognitivo y físico, mayor necesidad de sueño. Es un tratamiento reparador”.

Por ello, durante los primeros seis meses de vida no deberíamos, en general, hablar de niños con insomnio o dificultades para dormir.


 

Relacionadas: