¿Eres demasiado perfeccionista? Si tienes hijos podrías ser "padre helicóptero"
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Familia

¿Eres demasiado perfeccionista? Si tienes hijos podrías ser “padre helicóptero”

Se trata de una nueva forma de ser sobreprotector y consiste en interferir de forma considerable y prolongada con el desarrollo del menor.


¿Eres demasiado perfeccionista? Si tienes hijos podrías ser “padre helicóptero” | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Cuando se habla de convertirse en padres, pocas personas reflexionan el impacto que su vida antes de traer al mundo a un nuevo ser puede darle a los hijos; principalmente cuando se es demasiado perfeccionista.

Y es que de acuerdo con la experta en terapia de familia, Alison Escalante las personas que tienen un ideal del perfeccionismo demasiado elevado pueden convertirse en “padres helicóptero”.

Se trata de una nueva forma de ser sobreprotector y consiste en interferir de forma considerable y prolongada con el desarrollo del menor; esto hace referencia a que no permite que los menores tomen decisiones por mínimas que estas sean o impone demasiadas actividades.

El problema es que estos padres perfeccionistas pueden causar en los niños un impacto negativo, principalmente al respecto de la salud mental.

Esto es lo que opinas los expertos sobre los padres helicóptero

Al respecto, el investigador Chris Segrin dio a conocer una investigación en la que determinó cómo es que las diferentes personalidades de los padres son definitivas para la formación de los menores.

Esta crianza excesiva lleva a los padres a cruzar la línea para interferir de forma importante con el desarrollo del niño; este tipo de personas tratan de evitar riesgos a sus hijos a toda costa.

“A veces han cometido errores en sus propias vidas y les gustaría evitar que sus hijos pasen por lo mismo”, destacó Segrin en su estudio, en el que destacó que esta actitud se vuelve exagerada y casi enfermiza.

Los padres helicóptero pueden hacer que sus hijos vivan con una constante ansiedad y con un deber moral exacerbado, en el que el niño crece con la preocupación de que si no hacen lo que el padre o la madre ordena, se “les quiere menos” .

Personas con tintes perfeccionistas que se convierten en padres posteriormente buscan que sus hijos sean altamente exitosos y hacen todo para introyectarles este pensamiento.

“Quieren vivir de forma inmaculada a través de los logros de sus hijos, quieren que los hijos logren algunas cosas para hacerlos quedar bien o lucir bien”,explica el experto.