Buena convivencia familiar en cuarentena
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Familia

Buena convivencia familiar en cuarentena

En este post te queremos dar consejos para que puedas cuidar la convivencia familiar y la salud durante la cuarentena.

Buena convivencia familiar en cuarentena | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Debido a la crisis provocada por el coronavirus, estamos en una situación que puede resultar algo extraña: niños en casa sin colegio, padres teletrabajando y todos sin poder salir a la calle nada más que para lo imprescindible. Es una situación que puede producir problemas de convivencia familiar debidos a la irritabilidad, la ansiedad o el estrés, entre otros factores.

Consejos para cuidar la convivencia familiar y la salud durante la cuarentena

Muchos de nosotros no habíamos vivido nunca una situación parecida y la incertidumbre y el miedo por lo que está ocurriendo en todo el mundo, pueden tener un impacto en nuestra salud y en la de nuestra familia.

Para que la convivencia familiar sea pacífica y haya armonía en casa, te proponemos una serie de consejos:

  • Identificar los pensamientos que nos generan malestar. Es importante utilizar toda nuestra inteligencia emocional para saber qué pensamientos nos generan emociones negativas y comprender que otros miembros de la familia también pueden experimentar emociones que debemos comprender. Es fundamental controlar esos pensamientos para poder gestionar las emociones que provocan.
  • Dosificar la información que consultas al día y asegurar que sea fiable. En circunstancias normales, recibimos multitud de información cada día, pero en la situación actual con la crisis del coronavirus, la cantidad de información que circula por internet sobre el tema es abrumadora. Es importante que elijas un momento del día para estar informado y que solo consultes fuentes fiables.
  • Apagar tu móvil en algún momento del día. Estamos en un momento en el que recibimos muchos mensajes y llamadas de familiares, amigos y desconocidos. Esto nos hace estar permanentemente atentos al móvil, y es fundamental desconectar en algún momento y apagar el móvil para tener un rato de tranquilidad.
  • Respetar los horarios. Para que toda la familia siga una organización es importante mantener los horarios del día a día: hora de levantarse, de desayunar, de estudiar o trabajar, de comer y de cenar.
  • Mantener las rutinas o ajustarlas a la nueva realidad. Los niños y niñas no asisten a la escuela debido a la cuarentena por lo que es necesario que mantengan una rutina que ocupe y organice su tiempo. Si tienen deberes del colegio ayúdales si es necesario a hacerlos y fomenta que tengan un determinado orden de tareas cada día. Para que los niños y niñas colaboren podéis hacer reuniones diarias en las que se les asignen tareas y ellos tomen decisiones sobre su actividad. Cuando les involucras se esfuerzan más en alcanzar los objetivos marcados.
  • Comunicarte de forma clara. El miedo y la ansiedad que puede generar la cuarentena en la que vivimos puede tener como consecuencia que no logremos comunicarnos de forma sencilla y clara con nuestra familia. Es fundamental que mantengas la calma y que te expreses con palabras sencillas y fáciles de entender, sobre todo cuando hables con tus hijos e hijas.
  • Gestionar el miedo. En unas circunstancias como la que estamos viviendo estos días, el miedo es una emoción normal. Se trata de una forma de protección frente a algo que vemos como una amenaza. Debemos gestionar esa emoción y hablar con nuestros hijos e hijas sobre lo que sentimos, así como ayudar a los más pequeños a que se expresen si sienten miedo.
  • Aprender a escuchar. Las prisas del día a día nos impiden pararnos a hacer algo fundamental: escuchar a nuestros seres queridos. Pregunta a tu pareja a tus hijos e hijas, haz que se expresen, interésate por ellos y escucha con atención lo que te dicen.
  • Hacer actividades con tus hijos e hijas en casa. Estar en casa con tus hijos e hijas es una oportunidad para hacer cosas con ellos: juega, canta, baila, dibuja, cocina… Disfruta de cada momento en familia.

Manualidades-padre-e-hijo.jpg

  • Impulsar la autonomía de los niños y niñas. Tendemos a hacer muchas cosas por nuestros hijos e hijas que, poco a poco, pueden ir haciendo solos. Dales autonomía para que se puedan valer por sí mismos, explícales lo que pueden hacer. Puedes empezar por cosas sencillas como guardar juguetes o ponerse la ropa solos e ir añadiendo otras tareas como poner la mesa o meter las cosas en el lavavajillas.
  • Dejar los ordenadores y tablets. Si tus hijos e hijas pasan mucho tiempo con ordenadores y tablets, puede ser el momento de desconectar para favorecer el fortalecimiento del vínculo entre los familiares.
  • Trabajar valores. La cuarentena y todos los ejemplos de solidaridad que se están produciendo, pueden ser una excelente forma de que los niños y niñas entiendan la importancia de valores como la solidaridad, el respeto o la ayuda mutua. Te puede ayudar en la labor el Kit de protección de Educo que tiene dos versiones, una para niños de 6 a 9 años y otra para niños de 10 a 12 años. Contienen fichas, manuales, cuentos y juegos de cartas.
  • Proteger a los más mayores. Los abuelos han ayudado a muchos padres cuidando a sus nietos y es el momento de protegerles y de darse cuenta de la importancia de cuidar su salud.
  • Cuídate para poder cuidarlos. En este momento la salud es fundamental y cuidarnos para poder cuidar de nuestros hijos, hijas y de las personas mayores, es fundamental. Respeta todas las indicaciones que han dado las autoridades y cuídate.
  • Aprender a ser más flexible. Estos días de cuarentena pueden ayudarnos a ser más flexibles, con nuestra pareja o hijos e hijas. No seas tan exigente, comprende cómo se sienten los demás y permite que cada persona tenga su espacio.

En definitiva, la cuarentena que estamos viviendo para proteger nuestra salud y la de la sociedad en general, es necesaria. Debemos ver de forma positiva la situación y favorecer una convivencia familiar pacífica que nos ayude a salir fortalecidos de la situación y a aprender.