10 cosas que puedes hacer para conciliar el sueño
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Familia

10 cosas que puedes hacer para conciliar el sueño

El trabajo, las preocupaciones, los horarios, el cansancio, el estrés, problemas… Muchos factores pueden afectar a que a la hora de dormir tengas los ojos como platos y no puedas conciliar…

10 cosas que puedes hacer para conciliar el sueño | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet
El trabajo, las preocupaciones, los horarios, el cansancio, el estrés, problemas… Muchos factores pueden afectar a que a la hora de dormir tengas los ojos como platos y no puedas conciliar el sueño o que te despiertes de madrugada y no puedas volver a dormir.
  Hoy tengo 10 consejos para seguir cuando no puedes dormir.
  Lo primero, nadie conoce tu cuerpo como tú mismo, hay gente que necesita más tiempo o menos para conciliar el sueño, pero no te obsesiones por ello.
  Lo que si tienes que tener en cuenta es que:
 * Tomar café o té puede retrasar la aparición del sueño.
 * Hacer deporte intenso 3 horas antes de dormir no es bueno, ajusta tu horario de ejercicio si eres de las que lo hace a última hora del día.
 * La cama sólo es para dormir, no alargues tus estancias en ella.
 * No te obsesiones por no poder dormir, es peor.
 Dicho esto, les dejo 10 consejos para cúando no puedes dormir que a mí me suelen funcionar :
1. Imagina.
 Ten un mp3 con música relajante, póntelo, cierra los ojos e imagina un espacio familiar, como tu habitación, el comedor, etc., e imagínate a ti mismo andando pausadamente por ese espacio…
2. Temperatura.
 La temperatura excesiva o muy baja altera nuestro sueño, asegúrate de que tu ropa de cama sea cómoda y que te aporte la temperatura adecuada para dormir.
3. Réspira.
 Concentrarte en tu respiración. Esto hace que tu ritmo cardiaco baje y por tanto te relajes y puedas dormir antes.
4. Yoga.
 El deporte intenso no es bueno porque altera tu ritmo cardiaco, pero el yoga y cualquier tipo de meditación antes de dormir hace que tu cuerpo se relaje, tanto los músculos como la mente, y ayuda a que descanses mejor.
5. Consciencia corporal.
 Se denomina así a la técnica de relajación en la cual tomamos consciencia de nuestro cuerpo a través de movimientos de contracción de distintos músculos de nuestro cuerpo. Comienza contrayendo los dedos de los pies y “soltando”, varias veces, continua con los de la mano, con gemelos, abdomen… de esa forma relajas tanto la mente como el cuerpo.
6. Calor.
 Muchas veces, y siempre que el tiempo acompaña, una fuente de calor templada puede ayudar a relajarnos, ya sea con una bolsa de agua caliente o un baño relajante antes de dormir. Pero controla que el agua no esté muy caliente, pues puedes “agobiarte” y conseguir el efecto contrario.
7. Hazlo.
 Hay veces que te despiertas con algo en la mente, enviar un correo, decir a alguien algo, algo que se ha quedado pendiente que no deja que pares de darle vueltas, pienses como lo harías… Hazlo.  Puede parecer una contraindicación, pero el hacerlo, enviar ese mail, decir ese algo aún que sepas que no lo leerá hasta mañana, meter esas llaves en tu bolso… Te sentirás mejor cuando acabes de hacerlo y podrás conciliar el sueño de nuevo.
8. Tecnología off.
 Todo lo que sea Ipad, móviles, portatiles, etc., hace que te desveles mucho más por la luz de sus pantallas y las miles de posibilidades que te dan para entretenerte. Si no puedes dormir no caigas en su uso, apágalos y no los mires.
9. “Mañana más”.
 Deja de trabajar 1hora antes de irte a dormir. Esto ayuda a que cierres temas con suficiente antelación para que no te vayas a la cama y le des vueltas a las cosas. Eso de cerrar agenda y a la cama no es bueno, no dejas la mente descansar, y mucho menos te pongas a darle vueltas a tu agenda de mañana, porque puedes “agobiarte” con lo que tienes que hacer y de desvelarás aún más.
10. Rutina antes de dormir.
 Prepararse para ir a dormir ayuda a que tu mente se vaya relajando paulatinamente. Por ejemplo, comienza con tu rutina desmaquillandote, preparandote para ir a dormir cambiándote de ropa, lavando tus dientes, etc., esto ayuda a descansar mejor.