Conoce los malos hábitos de los padres que pueden dañar a los niños | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Familia

Conoce los malos hábitos de los padres que pueden dañar a los niños

Acciones que de tanto hacerlas se ha convertido en parte de nuestra rutina


Conoce los malos hábitos de los padres que pueden dañar a los niños | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

¿Sabes lo que es una costumbre o hábito? Según el diccionario se define como una acción que de tanto hacerla se ha convertido en parte de nuestra rutina. Hay algunas que son excelentes, como dar un beso de buenas noches, y otras que no lo son tanto, como mirar el móvil en lugar de hablar con los hijos. ¿Hacemos un listado de los malos hábitos que tenemos los padres hoy en día? Estas malas costumbres acaban perjudicando a los niños.

1. Hablar de los niños como si no estuvieran delante

¿Cuántas veces hablas de tus niños como si ellos no estuvieran delante? Tus hijos te escuchan, aunque finjan ver la tele, por lo que sea lo que sea que vayas a decir, mejor incluirles en la conversación, ¿no crees?

2. Mirar el móvil en lugar de mirarlos a ellos

Según datos de un estudio reciente 1 de cada 3 personas mira el móvil más de 100 veces al día, o lo que es lo mismo, lo miramos de media 1 vez cada 10 minutos sin contar las horas que dormimos, lo peor de todo es que la mitad de las veces lo vemos sin tener que mirar nada en realidad. ¿Y si ese tiempo lo cambiamos por estar al lado de nuestros hijos? ¡Merece la pena!

3. Ser padres ausentes
Y de lo anterior se deriva este otro punto, cada vez hay más padres y madres (la mayoría de las veces por motivos de trabajo) que pasan casi todo el día fuera de casa sin ver a sus hijos. Sabemos que es un hábito complicado de cambiar pero que no sea porque no lo hayamos intentado.

4. Decir palabras malsonantes

Todos lo sabemos, no está bien decir palabras feas, yo también lo hago a veces sin querer, sobre todo cuando estoy cansada. Este será nuestro nuevo reto o hábito a superar. Lo podemos complementar con aprender una palabra nueva cada día, ¿qué te parece?

5. No darles un abrazo cuando nos lo piden sin palabras

Los niños hay veces que dicen con palabras que quieren un abrazo o un beso y otras lo hacen con gestos y actitudes como puedan ser los berrinches  y los enfados. Ojo con no estar atentos a estas señales, puede convertirse en el peor de todos los hábitos.

6. No jugar con ellos cada día al menos un ratito

Llegas a casa cansada del trabajo, tienes que hacer la cena, la comida del día siguiente, ayudarles con los deberes… ¿Dónde está el rato para jugar con los niños? Busca aunque sean 10 minutos al final del día para dedicar en exclusiva a jugar con tus hijos, para ellos es súper necesario.

7. Ir con prisas a todas partes

El otro día iba con mi hijo por la calle cuando de pronto me preguntó: ‘mamá, ¿por qué caminas tan deprisa?’ Pues fue una cuestión que me dio mucho en qué pensar. En verdad ese día no tenía prisa alguna pero es que es tal el ritmo de vida actual que ya no se ir despacio. ¡Cuánto tenemos que aprender de los niños!

8. Prometer algo y no cumplirlo

Por muy peques que sean los niños ya se dan cuenta cuando les dices algo y luego lo dejas caer en el olvido. Elimina esta mala costumbre por completo, ¡su confianza está en juego!

9. No hablar con los hijos de nuestras emociones y sentimientos

A todos los padres nos gusta que los niños hablen de cómo se sienten en cualquier momento, pero da la casualidad que ellos aprenden por imitación, así que no creo que nos cuenten si están enfadados o contentos si nosotros no hacemos lo mismo, ¿verdad?

10. No contarles lo que hemos hecho en nuestro día

Hablar de las emociones y los sentimientos por supuesto que sí, pero también hay que hablar de lo que hemos hecho en nuestro día. Solo así daremos pie a que ellos nos digan cómo les ha ido en la escuela.

11. Dejarles ver mucho tiempo la televisión

¿Y si lo cambiamos por leer un libro o hacer un dibujo? Está bien que vean un ratito la televisión al final del día o el fin de semana pero no podemos cometer el error de pensar que la tele o la tablet son el pasatiempo perfecto.

12. Fumar delante de ellos

En mi familia tenemos la suerte o la buena costumbre de no fumar, sin embargo, conozco a muchos papás y mamás que fuman delante de sus hijos, incluso cuando son bebés. Un hábito que más bien es un estilo de vida a cambiar.

13. Comer alimentos poco sanos

Igual de perjudicial que el punto anterior es este otro. Lo sabemos y aún así no lo seguimos al pie de la letra: los dulces, la comida mal procesada y otros alimentos por el estilo que nada tienen de saludables.

 


 

Relacionadas: