Recomendaciones que te ayudarán a elegir los juguetes de los niños | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Familia

Recomendaciones que te ayudarán a elegir los juguetes de los niños

Jugar es divertirse, y lo primero de todo, al niño el juguete le tiene que parecer divertido y entretenido


Recomendaciones que te ayudarán a elegir los juguetes de los niños | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

1 – No olvidemos que jugar es divertirse, y lo primero de todo, al niño el juguete le tiene que parecer divertido y entretenido; por lo que puede escoger jugar a lo que él quiera. Si un niño quiere jugar con una muñeca, o una niña con un camión, dejémosles y no favorezcamos en ellos prejuicios sexistas. Cada niño puede jugar con el juguete que elija.

No obstante, sí que es verdad, que a pesar de las diferencias individuales, las niñas suelen pasar por una etapa, de ‘todo rosa, muñecas y princesas’, y los niños de ‘coches y camiones’.

2 – Jugar, también es compartir. Cuando los niños juegan con más niños, previamente al juego, tendrán que negociar entre todos a qué van a jugar, cómo jugar, cuáles son las normas del juego… En este proceso implicamos procesos atencionales, de negociación, y de aceptación de unas normas y unas reglas previamente pautadas y aceptadas por el grupo, un aprendizaje muy valioso para su futuro.

Compartir los juguetes es un aprendizaje básico sobre todo cuando los niños tienen hermanos. Los hermanos tienen que aprender a estar juntos y a no pelearse, les quedan muchos años de convivencia y de compartir, así que cuanto antes aprendan mejor. Los padres pueden favorecer ese aprendizaje. Por eso les tendremos que explicar que tienen que compartir el juguete, que no se pueden pelear, y que tienen que aprender a compartir y arreglar las cosas ellos solos.

3 – Estableceremos el momento de entrada de los padres en escena cuando empiecen a gritar a pegarse o a insultar. Entonces, hay que hacer un rápido análisis de la situación y valorar qué consecuencias se establecerán. Cuando los niños son pequeños basta con decirles que vamos a estar cinco minutos sin el juguete por el que comenzó la discordia. Cuando hayan pasado los cinco minutos establecidos, les dejamos que reinicien el juego que estaban realizando, para darles la oportunidad de compartir y estar juntos.


 

Relacionadas: