El escritorio de María Hortensia: Viaje con hermanas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Columna

El escritorio de María Hortensia: Viaje con hermanas

Con gran alegría les comparto mi grandiosa experiencia, un hermoso viaje con mis hermanas al Pueblo Mágico de Tlatlauquitepec, Puebla


El escritorio de María Hortensia: Viaje con hermanas | El Imparcial de Oaxaca
Foto: ilustrativa

APRECIABLES LECTORES:

Los saludo y con gran alegría les comparto mi grandiosa experiencia, un hermoso viaje con mis hermanas al Pueblo Mágico, desde 2012, de Tlatlauquitepec, Puebla.

Este lugar se localiza en la Sierra Norte y a dos horas de la capital poblana. Resultó ser un viaje de aventura, misticismo, deliciosas bebidas y paisajes sorprendentes, con mucha vegetación y flores por doquier.

Hicimos un recorrido turístico por las principales calles, apreciamos su arquitectura vernácula, tradicional y auténtica con techos de tejas y calles impecables. El zócalo, muy original, ya que no cuenta con un kiosko como la mayoría, sino tiene una enorme fuente que se terminó de construir en 1850. Cuenta solamente con dos portales, uno enfrente de otro, en donde están ubicados los negocios establecidos.

En el Portal Guerrero visitamos un negocio de vinos y licores, donde sus productos están elaborados artesanalmente con plantas y frutas propias del lugar, nos dieron una demostración del proceso y lo mejor fue la degustación, una probadita de todas las deliciosas bebidas, salimos muy contentas y con nuestros productos para nuestra cava personal.

Al atravesar la calle llegamos al parque y vimos una escultura de María Teresa Lara Aguirre del Pino, fue hermana de Agustín Lara, oriunda de este Pueblo y la compositora de la bellísima canción “Veracruz”, siempre pensé que era de Agustín.

En el otro portal hay restaurantes y antojitos como los exquisitos tlayoyos.

Visitamos la Parroquia de la Asunción con un techo artesanal de madera maravilloso y alrededor del techo un bello barandal compuesto de balaustres también de madera. Salimos al atrio y admiramos el Cerro Cabezón, que significa lugar del cerro que arde en nahuátl, desde ahí se puede apreciar la vista como una cama de nubes o una vista de la ciudad despejada.

Fuimos a visitar una fábrica de café y también nos hicieron una demostración de su labor, fabricando también licor y chocolates. Por otro lado, visitamos la Casa del Artesano, donde están a la venta las artesanías, la ropa con bellos bordados a mano , muñecos de tela, productos de joyería, bebidas, dulces en conserva y los tradicionales dulces poblanos. Al entrar pasamos por un pasadizo con murales muy artísticos y con mucho colorido, escenas de las actividades tradiciones, lugares para visitar y su gastronomía se pueden apreciar.

Nos tomó como 20 minutos para subir y acercarnos al Cerro Cabezón, al pasar por la parte de atrás se pudo apreciar que había un hombre acostado y muy bien delineado su perfil, por eso es llamado el Cabezón. Llegamos hasta donde hay un puente Tibetano, único en Latinoamérica y bajamos para salir de Tlatlauquitepec y prepararnos para ir a la cascada Tenexate con 25 metros de altura, unos paisajes hermosos, ahí nos tomamos bellas fotografías.

A tan solo 100 metros se encuentra la presa La Soledad, lugar donde tomaríamos una lancha para iniciar el recorrido rumbo al Santuario de las Luciérnagas. Al llegar nos pusieron unos chalecos salvavidas y nos subimos a las lanchas de seis en seis personas, empezaba el atardecer y casi al llegar al centro de la laguna aparecía la noche, salió la luna que nos iluminaba y se veía el cielo súper estrellado. Nos acompañaba un gran silencio, se podía escuchar solamente el sonido del agua al entrar y el salir del remo, los miles de grillos y unos que otros sapos y  ranas. Y  ¡Oh!, ¡inicia la grandiosidad de una de las funciones más maravillosas que he visto en mi vida! Los árboles se van invadiendo de miles de luciérnagas que van iluminando el follaje y dando un fantástico espectáculo. Qué fantástico contacto con la naturaleza donde se admira la presencia de Dios. No quería que se terminara esa belleza.

Después visitamos un vivero maravilloso donde se dan las hortensias y de todos colores, los jardines de algunas casas lucen preciosos.

Estuvimos también en Huamantla, Tlaxcala, es el segundo pueblo más grande de Tlaxcala, también un Pueblo Mágico fundado el 18 de octubre de 1534 por instrucciones de Antonio de Mendoza. Es un lugar de árboles formados o juntos en náhuatl.

Visitamos el Parque Juárez y su bellísima Parroquia de San Luis Obispo, fuimos al Museo del Títere, es único en su tipo en México y tiene más de 500 títeres de diferentes países, materiales y de diversas técnicas para su movimiento, dan funciones los fines de semana. Enfrente hay una estatua de Francisco Rosete Aranda uno de los empresarios con un títere en su hombro. Regresamos muy motivados con gana de regresar algún día.

Espero que puedan visitar y disfrutar las maravillas que tenemos en nuestro querido México. Licenciada María Hortensia Lira Vásquez. Celular 9512114138.


 

Relacionadas: