El escritorio de María Hortensia: “Quiérete” | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Columna

El escritorio de María Hortensia: “Quiérete”

Quiérete bien, para quererte conócete, para conocerte entra dentro de ti y obsérvate, acepta tus errores y perdónate


El escritorio de María Hortensia: “Quiérete” | El Imparcial de Oaxaca
Foto: ilustrativa

APRECIABLES LECTORES: Es increíble cómo transcurre el tiempo, hoy recordamos mi familia y yo la lamentable partida de nuestra Mamá, la profesora Hortensia Vásquez de Lira hace 21 años ¡Que Dios la tenga en su gloria! Por lo que se celebrará una misa a las 7 de la noche en la Iglesia de San Francisco, donde descansan sus cenizas.

 

“QUIÉRETE”

Quiérete bien, para quererte conócete, para conocerte entra dentro de ti y obsérvate, acepta tus errores y perdónate, como perdonas a tus seres queridos. Se tu mejor amigo, cuando hables con tu “yo” interno, compréndelo y reconoce tus logros y tus aciertos, felicítate cuando logres alcanzar tus metas, aconséjate cuando sientas que andas mal.

Cuida tu cuerpo, limpia tu mente, ríe, goza de lo que tienes y no pretendas lograr la perfección que no existe, solamente nuestro Todopoderoso es perfecto, confórmate con la superación. Recuerda tus logros, confía en ti, hay una chispa divina que te hace más valioso que soles y estrellas. Vive plenamente y erradica los pensamientos que te lastimen.

Ámate con sencillez, sin egoísmos, y cuando falles no te desesperes ni te rindas, tente la paciencia que les tienes a otros. Quien bien se quiere, sabe querer, quien se respeta sabe respetar, amarse a uno mismo es un bello mandato que todos deberíamos obedecer.

 

“SERVIR”

Servir es la disposición para ayudar, para atender, para sanar, servir en lo cotidiano, en la familia, en el trabajo, en el descanso. Sirven las palabras, los gestos, los silencios y las miradas, sirve nuestro tiempo si lo empleamos bien y la risa que se contagia, los esfuerzos por levantar al que anda caído, es una buena disposición vital darse a tiempo y a destiempo, porque de egoístas el mundo ya está sobrado, aunque sea difícil y a veces cueste.

¿Porque no ser ambiciosos para amar y servir en todo? Recordemos que: “El que no vive para servir, no sirve para vivir”. ¿Sabías que? La iglesia dedica cada día de la semana a una especial intención de oración, ¡únete!, domingo: a la fiesta del Señor, lunes: al Espíritu Santo y a los difuntos, martes: a los arcángeles, miércoles: a San José, Jueves: a la Eucaristía, viernes: a la Pasión de Jesucristo, sábado: a la Virgen María. Licenciada María Hortensia Lira Vásquez, Celular 951 21 14 138.


 

Relacionadas: