La felicidad: un fruto de las relaciones personales - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Estilo

La felicidad: un fruto de las relaciones personales

La felicidad viene de las relaciones personales. Los jóvenes no tenemos buenas relaciones, luego no somos tan felices. ¿Te animas a cambiar esto?


La felicidad: un fruto de las relaciones personales | El Imparcial de Oaxaca

Muchos jóvenes hoy en día no parecen ser plenamente felices. ¿Consideras que podrías pertenecer a este grupo? Según el estudio Millennials in America: New Insights into the Generation of Growing Influence de la Arizona Christian University, 54% de los adultos entre 18 y 37 años viven con constante ansiedad, depresión y miedo.

En mi propia experiencia he constatado este dato, he visto que muchos amigos no están plenamente satisfechos con su vida, desde jóvenes adolescente que empiezan el bachillerato hasta adultos que recién comienzan su vida profesional. De aquí surge la pregunta: ¿qué nos hace felices?

Dónde está la felicidad

Un estudio de la Universidad de Harvard ha revelado, luego de más de 80 años, que el secreto de la felicidad está en construir buenas relaciones personales. El estudio revela que las personas con relaciones fuertes y duraderas envejecieron mejor y con mayor calidad de vida.

Sin embargo, el estudio de la Universidad de Arizona revela que las personas entre 18 y 37 años (los llamados millennials) no están satisfechas con sus relaciones amorosas ni sus relaciones de amistad. También dice el estudio que estas personas prefieren evitar el conflicto y les cuesta muchísimo confiar en los demás. Esto, ¿qué nos dice? Los jóvenes no tienen buenas relaciones. Los jóvenes les está costando mucho ser felices.

La tecnología ¿un enemigo?

¿Por qué estamos así? Podría haber muchas respuestas a esta pregunta, pero pienso que tiene que ver con el tiempo que dedicamos a las relaciones personales reales. Según el estudio de We are social, en México en enero de 2021 las personas invierten en promedio 9hrs en internet, una hora más que en 2019. Son muchas horas para invertirlas en algo que parece que no nos hace felices. Quizás no lo veamos todavía, pero el peligro de la soledad está ahí. Es muy fácil refugiarse en el celular o pasar horas frente a la televisión viendo series y películas, sin embargo esto nos aísla de los demás.

Es claro que el problema existe y la solución está a nuestro alcance, y siempre lo ha estado. Ya desde hace más de dos mil años, el famoso filósofo Aristóteles dijo en su Ética Nicomáquea que la amistad es esencial para alcanzar la felicidad. Las relaciones personales nos hacen más felices. Los estudios lo demuestran y los sabios lo sugieren.

Depende de nosotros de que seamos más felices. En nosotros está el poder de aislarnos y quedarnos solos o de salir de nosotros mismos y abrirnos a los demás. Las relaciones con los demás a veces pueden costar trabajo, pero a la larga valen la pena. Basta con dejar un rato el celular e interesarse por el que tenemos en frente. Basta con platicar un rato con nuestros padres o abrazar a un amigo que lo necesita. Basta con desahogarse y confiar en esta persona o escuchar atento y consolar a aquella otra.

Entonces, te pregunto: ¿te animas a salir de ti mismo? ¿Te animas a tener más y mejores amigos? ¿Te animas a cuidar y fortalecer las relaciones personales? ¿Te animas a ser feliz?


 

Relacionadas: