El escritorio de María Hortensia: Festejo de Día del Niño | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Estilo

El escritorio de María Hortensia: Festejo de Día del Niño

Los niños son geniales e incansables


El escritorio de María Hortensia: Festejo de Día del Niño | El Imparcial de Oaxaca
Foto: ilustrativa

APRECIABLES LECTORES: Con motivo del Día del Niño organicé un festejo para los niños de mi calle, fue sorprendente la respuesta de los vecinos, los niños pudieron disfrutar de un día de maravillosas sorpresas, degustaron de una gran cantidad de comida exquisita que incluyó coctel de frutas, tortas, pastel, gelatinas, agua fresca, dulces, piñatas y regalos. También jugamos hermosas rondas, las cuales ya son poco conocidas: la víbora de la mar, a pares y nones, la rueda de San Miguel, etc., por supuesto también tuvimos juegos para las mamás y los papás.

Qué gratificante es ver las caritas rebosando de alegría de los niños, hubo de diferentes edades. Lo mejor fue cuando nos pusimos a bailar, ¡cómo lo disfrutaron!, fue realmente un duelo de generaciones, yo bailando con niños de tres años ¡imagínense!, pero qué ritmo, energía y gracia, los niños son geniales e incansables. Por eso les comparto este mensaje:

“A DISFRUTAR LA VIDA BAILANDO”

Me encanta bailar, poniéndome una canción que me motive soy más alegre. ¿Por qué no bailamos más? y ¿por qué solamente bailamos con las personas de nuestra generación? Bueno, los pigmeos, que son una tribu con una enorme sabiduría, a veces, cuando se enteran de que nosotros no bailamos suficiente, intuyen que debemos estar un poco mal.

El baile es una expresión de la alegría, es una expresión de celebración y está más que demostrado que mover el cuerpo acompasado con la música, tiene efectos muy beneficiosos. En todas las dimensiones del ser humano.

¿Por qué no bailamos con personas de otras generaciones? Probablemente por una serie de condicionamientos mentales donde parece que es raro. Sin embargo, yo sí he visto nietos bailando con los abuelos, he visto gente de distinta edad bailando y a todos ellos disfrutando.

Precisamente hay una serie de elementos que creo que hacen que la edad sea totalmente irrelevante, yo creo que es algo que nos une a todos y es algo importantísimo no perder.

También creo que lo que voy a decir va a sonar un poco sorprendente, creo que la alegría y el entusiasmo están profundamente castigados. Hoy en día hay que tener un enorme coraje para moverse por la vida con alegría y entusiasmo, sencillamente por celebrar que estás vivo.

Todo mundo pensará que te ha tocado la lotería, porque si no, ¿por qué vas a estar tan contento? Hay personas que se sienten ofendidas cuando ven a alguien alegre, otras se sienten intimidadas  cuando ven a alguien entusiasta y al final esa luz interior que todos tenemos, que se expresa con alegría y entusiasmo, se va apagando para ser aceptado por el resto, y tal parece que es algo inadecuado.

El ser humano fue puesto en esta tierra para vivir con alegría, no para vivir con tristeza, para expresar entusiasmo, para celebrar la vida con fuerza. Nelson Mandela utilizó las siguientes palabras: “El ser humano realmente no tiene miedo a su oscuridad, el ser humano le tiene miedo a su luz y a todo lo que es alegría, todo lo que es entusiasmo te recuerda la luz que hay en ti, esto nos desborda porque nos parece realmente bonito para ser real. Mario Alonso Puig.

Demos gracias a Dios porque podemos oír la música, tenemos nuestras extremidades superiores e inferiores para movernos, para llevar el ritmo, para disfrutar, nuestra visión para aprender coreografías, aprender nuevos estilos, etc.

Les deseo que a partir de hoy bailen, bailen, bailen, no se van a arrepentir, también es un magnífico ejercicio, una maravillosa terapia, es lo máximo. Se los digo yo que empecé a bailar a los cuatro años, en una presentación de un concurso de danza de educación pre- escolar en el Teatro Macedonio Alcalá donde fue ganador del primer lugar, el Jardín de niños Estefanía Castañeda y mi mamá puso la coreografía, con el tema “El Circo”.

Licenciada María Hortensia Lira Vásquez. Celular: 951 21 14 138.


 

Relacionadas: