Impresión 3D para una medicación más personalizada | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Estilo

Impresión 3D para una medicación más personalizada

En la actualidad el uso de biomateriales se ha convertido en una opción cada vez más interesante para lograr la administración de medicamentos de forma personalizada, pues con los métodos tradicionales no se puede obtener tal nivel de personalización


Impresión 3D para una medicación más personalizada | El Imparcial de Oaxaca
Itziar Insua, con una variante de hidrogel, impreso en 3D.

De este modo, se están llevando a cabo numerosas investigaciones y desarrollando múltiples tipos de hidrogeles en el campo de la biomedicina.
En este contexto, Itziar Insua, alumna de posgrado de la Facultad de Química de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), presenta en su Trabajo de Fin de Grado, que obtuvo la calificación de Matrícula de Honor, variantes de hidrogeles, impresos en 3D, para la liberación controlada de fármacos en el cuerpo humano. “Es un gran avance, ya que, mediante la impresión 3D podemos añadir la cantidad de medicamento que queramos en el hidrogel de forma precisa en aras de conseguir una medicina personalizada, con tipos de aplicaciones concretas, por ejemplo, para niños que necesitan dosis menores de medicamentos que lo que se fabrica industrialmente o también para pacientes polimedicados. Si estos estudios van a más, se podrían obtener perfiles de liberación controlados de los medicamentos y, así, administrar la dosis de varias pastillas en una sola”.
En su estudio, Itziar Insua se ha centrado en el campo de la reología, que estudia la deformación y el flujo de la materia. “He prestado atención a cómo se comporta el material. Si es un hidrogel o no lo es. Una vez se imprime, cómo se comporta, es decir, si sigue siendo el mismo material antes y después de imprimirlo. En definitiva, he estudiado el cambio que sufre el material durante el proceso de impresión 3D.” Los resultados de la investigación constatan que, tras imprimirlo en 3D, el hidrogel sigue manteniendo sus propiedades. “Mediante los barridos de frecuencia, se ha comprobado que después de agregar los fármacos a la matriz polimérica las mezclas se siguen comportando como hidrogeles, siendo este el comportamiento deseado. La estabilidad de las composiciones y el efecto de los fármacos añadidos (atenolol e hidroclorotiacida) se han estudiado mediante barridos de deformación y de tiempo. Todas las mezclas resultaron ser estables guardadas en el frigorífico, aunque algunas necesitaron más tiempo para estabilizarse que otras (rangos de 2 a 7 días para alcanzar mezclas estables)”.
La investigación llevada a cabo por Insua supone un primer paso para futuras investigaciones en el campo de la impresión 3D para una medicina personalizada. “No encontré muchos estudios que se basaran en la relación de las propiedades de los hidrogeles y su capacidad para poder ser impresos en 3D y, uno de los valores de mi trabajo, es que he encontrado el criterio para hacerlo; es decir, sé lo que necesito en un hidrogel para poder imprimirlo en 3D. Y eso era algo que no se sabía antes de este trabajo de fin de grado y que podrá ser utilizado por otros investigadores en futuros estudios.”