Ana Lucia & Tay juran amor eterno | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Estilo

Ana Lucia & Tay juran amor eterno

En días pasados los felices enamorados unieron sus vidas en el templo de Santo Domingo de Guzmán en una emotiva ceremonia


Ana Lucia & Tay  juran amor eterno | El Imparcial de Oaxaca
Ana Lucia Guzmán y Ty Garrett celebraron su unión en compañía de sus seres queridos.

El día sábado 6 de noviembre del 2021, a las 10:30 horas, como princesa de un cuento de hadas, llegó Ana Lucia Guzmán Gardeazabal Ricárdez acompañada de sus padres Fermín Guzmán Gardeazabal y Lourdes Ricárdez Salinas, sus padrinos Carlos Guzmán Gardeazabal y Gabriela Velázquez Rosas, así como su cortejo, para unirse en matrimonio con Ty Garrett Warren quien venía acompañado de sus padres Michele Goodwin, Jim Goodwin, Becky Warren y Jeff Warren.

La ceremonia religiosa se llevó a cabo en el Templo de Santo Domingo de Guzmán y al término de la misa, en el atrio se esperaba a los nuevos esposos para festejar su unión con la tradicional calenda oaxaqueña, posteriormente un banquete se ofreció por esta gran ocasión en el Jardín Lisianthus, en Tlalixtac de Cabrera.

El día 7 de noviembre continuaron los festejos en el Jardín Las Campanas en San Felipe del Agua en una fiesta preparada especialmente por la abuela de Ana Lucia, Lupita Salinas Gómez, en donde desde muy temprano comenzó a sonar la chirimía de Don Bartolomé, anunciando la gran fiesta para recibir a los novios.

Al arribo de los novios sonaron los acordes del “Himno a la alegría” interpretado por la marimba, así como el tintinear de las campanitas que recibieron los invitados al llegar de manos de la hermana de la novia Eloisa Guzmán Gardeazabal Ricárdez y su prima Regina Santiago Ricárdez.

Dispuestas estaban las mesas vintage en color chocolate decoradas con caminos de mesa de telar en color crudo y lila, que hacía juego con las servilletas y que fueron elaborados por los artesanos de Teotitlán del Valle, vajilla de barro rojo y cristalería lila de vidrio soplado de Tonalá, Jalisco. Un camino de flores de agapandos y margaritas lilas remataban las mesas que lucían espléndidas.

Se brindó con mezcal y cerveza, se ofrecieron aguas frescas de Casilda, de limón con chía y horchata de almendra con melón y nuez. El menú consistió en suspiros de maíz, mousse de chapulines, erizo de requesón al epazote, caldo de camarón porteño, seguido de un festín de molcajetes surtido con tasajo de hebra, cecina enchilada, chorizo, salchicha ejuteca, nopales y cebollas asadas, tortillas recién elaboradas y variedad de salsas. De postre nieve de sorbete, gollorias de nuez y café de olla.

Un DJ ambientó la fiesta en donde todos los primos, familia  e invitados  de la abuela de la novia pasaron una velada inolvidable, concluyendo la velada con empanadas de San Antonino Castillo Velasco.

Al término de la tornaboda, la princesa y su esposo regresaron  a vivir en medio del mar, ya que su residencia está en Hawaii.