Salina Cruz, una ciudad cultural | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Estilo

Salina Cruz, una ciudad cultural

Recientemente se han unido talentosos artistas para que juntos sean guiados para posicionarse en el mundo del arte


Salina Cruz, una ciudad cultural | El Imparcial de Oaxaca
El Faro de Cortés ubicado en la Playa de la Ventosa.

En la región del Istmo de Tehuantepec, la Ciudad de Salina Cruz ha destacado en el tema industrial, debido a que ahí se encuentra una refinería de petróleo, la cual es una fuente de empleo que beneficia directa e indirecta a varios sectores de la población. Para la esta región también se tienen contemplados diversos proyectos, uno de ellos es la construcción del Tren Transístmico. 

En las Salinas del Marqués se siembra y se cosecha la sal, llamada “El oro blanco”.

Salina Cruz tiene la gran ventaja de tener una ubicación estratégica, pues se encuentra en el Golfo de Tehuantepec, en el sureste de México, además cuenta con salineras, un astillero y es uno de los diez puertos comerciales más importantes de nuestro país. 

El Cerro de Piedra Cuachi en Salina Cruz.

Por su población, este puerto ocupa el cuarto lugar en la entidad oaxaqueña, los originarios de esta ciudad tienen sus costumbres y tradiciones muy arraigadas y también hay niños que poseen un gran talento en el arte y son apoyados por sus familiares que buscan foros para poder desarrollar expresiones artísticas realizadas con diversas técnicas. 

La fiesta del pueblo es la más importante de este Puerto. Esta celebración inició en el año de 1871, cuando “Benito Juárez”, en ese momento presidente de la República Mexicana, decretó tres días de fiesta, con motivo de la elevación del puerto a la categoría de municipio.

Durante el día se puede apreciar el bello paisaje de Salina Cruz.

Se dice que las actividades que se llevan a cabo en esas fiestas son: la calenda, la coronación de la reina, el convite de flores, el baile regional y el día 12 de mayo celebran una misa en la iglesia de La Santa Cruz, en donde asiste el mayordomo. 

Como bien sabemos, la Ciudad de Salina Cruz y el Istmo de Tehuantepec en general han dado grandes artistas. Actualmente existen un grupo de pintores liderados por el maestro Israel Manuel Teodoro, quien trabaja en el proyecto denominando “Guiexhuuba”, en donde se promueven las obras pictóricas de muchos artistas, tanto consagrados como emergentes, de la región del Istmo de Tehuantepec, así como de diferentes partes del país. 

El colectivo también es apoyado por la Galería de Arte Omega y del  Centro Cultural y Espacio Público de Salina Cruz, de reciente creación y en donde muchos artistas tienen depositada la esperanza de promover su trabajo.

Un sacerdote y artista plástico con vocación de servicio

Nació en Tepatitlán de Morelos, Jalisco, el 30 de mayo de 1966 y llegó al Istmo de Tehuantepec el día 16 de septiembre de 1993. Desde pequeño participó en las labores de la casa con diversos oficios, su profesor de sexto grado de primaria le fomentó los valores humanos y las artes. Cuando ingresó al Seminario aprendió música, pintura, jardinería, apicultura, horticultura y otros oficios. 

Mientras estudió la carrera de filosofía en Guadalajara, asistió al Hospicio Cabañas, a estudiar los fines de semana teatro guiñol y pintura durante 2 años.

Estudió dibujo por correspondencia en donde aprendió diversas técnicas. Viajó a Madrid España para estudiar teología y además hizo cursos de pintura y realizó murales. 

A su llegada al Istmo de Tehuantepec, realizó exposiciones en Casa de la Cultura de Juchitán, así como en Tehuantepec, Salina Cruz, en la ciudad de Oaxaca, en Ciudad de México y en Cuba. 

La vista de la refinería Antonio Jaime Dovalí por las noches es insólita.

Del 2003 al 2007 en Roma estudió la licenciatura en ciencias sociales, en la Pontificia Universidad Gregoriana, donde hizo también la Maestría en Ciencias de la Comunicación, especializándose en radio y televisión. Y en la Universidad Upter de Roma hizo un diplomado en pintura al fresco y otro curso en la Universidad “Santa Severa” en Roma, haciendo exposiciones en Roma y Alemania.

Al regresar al Istmo de Tehuantepec siguió pintando, exponiendo y organizando lo que ahora es la Galería de Arte Moderno Omega, en donde tiene su taller de pintura y espacios para exposiciones, para fomentar a los artistas y a los niños con talento. 

Sus logros más importantes es que sus obras se encuentran en países como España, Italia, México, Cuba, Estados Unidos y Alemania, en exposiciones individuales y colectivas. 

Tiene tres libros de su autoría y dos más están en proceso de concluirse. Continuará con su trabajo en donde destaca la identidad indígena y mestiza de México y la cosmovisión teológica del color que da fuerza e identidad a las diversas regiones de nuestro país y especialmente de Oaxaca. 

José de Jesús Gutiérrez tiene gran vocación de servicio.

Para conocer más sobre los proyectos de este singular presbítero nos proporciona los siguientes datos de contacto: Tel. 9711217831 así como la página de facebook: Galería de Arte Omega y el whatsapp: 9711375035.