De prisionero a creador de una marca de lujo de moda | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Estilo

De prisionero a creador de una marca de lujo de moda

Hoy genera más de 200 empleos y suma 12 tiendas en México y Europa.


De prisionero a creador de una marca de lujo de moda | El Imparcial de Oaxaca

Luego de ser acusado de fraude, un delito al que logró comprar inocencia, Jorge Cueto convirtió la peor experiencia de su vida, en un negocio que hoy en día consigue la reintegración de personas privadas de su libertad dentro de la sociedad.

Jorge, notó que en la prisión Puente Grande, ubicada en Jalisco, donde habitan alrededor de 12,000 presos; el tatuaje es una de las actividades con la que los reclusos logran expresarse mejor. Y así fue como nació Prision Art, una tienda que ofrece bolsos para mujer con diseños estampados hechos por los mismos recuclos.

“Que tú no puedas decidir qué te pones, adónde vas, a qué hora comes, a qué hora te levantas, si puedes ir a algún lugar o no… Cuando unas personas que tú no conoces deciden por ti… Esa situación es aterradora y no se la deseo a nadie”, cuenta Jorge Cueto

Cueto, pidió autorización para ingresar pinturas y materiales, provenientes de su fábrica de pinturas, con el fin de mantenerlos ocupados, lejos de riñas y drogas.

El fundador de Prision Art, se apoyó del taller de artesanías dentro del penal para iniciar con un proyecto de tatuaje o cincelado en cuero para crear bolsas y accesorios a cambio de una remuneración económica, que podía llegar hasta los 4,000 pesos al mes. La regla era que el preso entregara el 50% a sus familiares y el restante, que era necesario dentro de la cárcel, no fuera usado para estupefacientes.