Productor mexicano va por estatuilla del Oscar | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

Productor mexicano va por estatuilla del Oscar

El mexicano Diego Nájera produjo el corto Please Hold, que compite por el Oscar a mejor cortometraje en live action


Productor mexicano va por estatuilla del Oscar | El Imparcial de Oaxaca

El mexicano Diego Nájera produjo el corto Please Hold, que compite este domingo 27 de marzo en la ceremonia número 94 del Oscar a mejor cortometraje en live action. Una historia dirigida por Kristen Dávila y que cuenta con todo un equipo latino.

¿De qué va? 

La mayoría de las personas han hecho una llamada a un banco o institución para resolver o aclarar un asunto, y sólo encuentran un sentimiento de frustración al ver que por más números que aprieten, la respuesta es automatizada y ninguno te lleva a tener una comunicación con una persona. ¿Pero qué pasaría si este tipo de sistema estuviera a cargo de la seguridad de un país, y un drone acusara a una persona de un delito por error y la mandase a prisión?

Esta es la premisa de “Please Hold”, el corto que hasta ahora se ha exhibido en más de 30 festivales, conquistando al público con la historia futurista, que en realidad hace una crítica social al sistema penitenciario de Estados Unidos.

“Es un proyecto completamente de pasión personal, todos los que estamos dentro contribuimos de alguna manera, levantando recursos, acudiendo a nuestra red de conexiones, familiares y demás para solventar el costo. También donando parte de su trabajo o cobrando mucho menos, porque todo el mundo creyó en la historia y sintió que era una buena forma de apoyar tanto a una nueva voz latina como al hablar de este tipo de temas”, afirmó Nájera en entrevista.

Difícil hacer cine en Hollywood

El productor inició su carrera profesional en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara como programador, pero hace ocho años decidió irse a Estados Unidos a tomar una maestría en producción creativa, desde entonces se quedó allá a trabajar en una compañía y al mismo tiempo ayudar de manera independiente a proyectos como “Please Hold”.

Esto con el fin de hacer crecer la industria latina dentro de Hollywood, ya que aún siguen siendo una minoría y a diferencia de México donde se cuenta con varios apoyos institucionales en EU es más difícil sacar una ópera prima, porque no hay un fondo y a menos que tengas una gran idea y se la puedas vender a un inversionista que te dé el dinero para hacerla, se filma, de lo contrario es duro.

“Debería existir un punto medio entre los dos sistemas, porque hacer cine no es nada fácil ni barato. Y aunque se hace más cine y se escucha más de los latinos, aún se hacen pocas producciones en comparación con la cantidad de migrantes hispanos que viven en Los Angeles. Es necesario apoyar a los artistas emergentes y también genera rentabilidad, porque sobre todo en países como México es difícil acceder a todo el público a menos de que seas una comedia, cuando hay muchos géneros y creo que son olvidados en el cine latinoamericano”, dijo el productor.

Nájera no tiene planes de regresar a México todavía, pero no olvida su país y está en constante comunicación con cineastas nacionales que conoció por su trabajo en el FICG, pero prefiere seguir apoyando al talento latino en EU.

“Parte de mi labor es apoyar a los cineastas que están haciendo grandes trabajos en México y que tienen mucho talento. Los apoyos si es que les interesa o si tienen proyectos norteamericanos para que tengan esa puerta de acceso y tratar de apoyar desde mi posición acá”, agregó.

Más del corto 

  • La producción entró a una fondeadora para reunir el dinero que le permitió financiar el proyecto.
  • En la compañía en la que trabaja Nájera ahora, han desarrollado proyectos como la multipremiada “Roma”.
  • Nájera sabe que en México hay talento, sólo falta impulsar más su desarrollo.
  • 3 años tardaron en levantar el proyecto.
  • 19 minutos dura el corto

 

Relacionadas: