Famosos antivacunas que perdieron la batalla contra el COVID-19 | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

Famosos antivacunas que perdieron la batalla contra el COVID-19

Entérate quien gritó en un centro de vacunación, lo siguiente: “¡Las vacunas matan, no se las pongan!”


Famosos antivacunas que perdieron la batalla contra el COVID-19 | El Imparcial de Oaxaca

La semana pasada se dio a conocer que Cirsten Weldon, una famosa antivacunas seguidora del grupo QAnon conocida como “CirstenW”, murió por COVID-19; sin embrago, no es la única famosa que ha perdido la batalla contra el coronavirus.

hospital de Verona, donde estuvo recibiendo tratamientos las últimas semanas.

El hombre que tenía 61 años, también conocido como Mauro de Mantua, llegó a alardear de “esparcir la peste” en un supermercado, a donde acudió con síntomas de la enfermedad.

Un campeón que pierde la pelea

Frederic Sinistra, campeón de kick boxing y quien era considerado el “hombre más fuerte de Bélgica“, murió también a fines de años tras contagiarse de coronavirus. Se negó a vacunarse contra el COVID-19.

Luego de darse de alta en el hospital, al cual ingresó obligado por su entrenador, firmó su responsabilidad para dejar el nosocomio y tratar al coronavirus, “pequeño virus”, él mismo en su casa.

El tres veces campeón mundial, de 41 años, falleció en su casa de Ciney, Bélgica. Su esposa aún sigue negando su fallecimiento por COVID-19: ”Mi marido no ha muerto de coronavirus y nunca hubiera aceptado que se usara lo que le pasó para difundir el miedo y clamar la vacunación”.

Gemelos antivacunas

Los hermanos Igor y Grichka Bogdanoff, un dúo conocido en Francia por haber presentado desde finales de los años 70 y hasta 1987 un programa de ciencia ficción llamado Temps X, fallecieron a los 72 años de edad y con tan solo seis días de diferencia tras infectarse de coronavirus.

Los dos fueron ingresados el 15 de diciembre en el hospital Georges Pompidou de París y el primero, Grichka, murió el 28 de diciembre, a los 72 años de edad.

La familia no se pronunció sobre la causa de su muerte, aunque ninguno de los dos estaba vacunado contra el coronavirus y cuando Grichka murió, tras varios días en coma, se atribuyó su fallecimiento al COVID-19.

Luc Ferry, el ex ministro de Educación y amigo de los hermanos, aseguró en diciembre al Parisien que los Bogdanoff no estaban vacunados.

Tratamiento propio

A principios de diciembre, Johann Biacsics, uno de los líderes del movimiento antivacunas contra COVID-19 en Austria, murió luego de que enfermara de coronavirus.

Biacsics, de 65 años, intentó curarse con enemas a base de dióxido de cloro, que es el principio activo de la lejí, pues el difundía tratamientos naturales contra enfermedades, como el cáncer, que él mismo elaboraba y experimentaba.

Fue hospitalizado en una clínica de Viena tras sufrir una crisis respiratoria, en donde dio positivo a COVID-19, pero se negó a recibir tratamiento y solicitó el alta, pensando que el tratamiento con dióxido de cloro lo salvaría.

Biacsics, quien encabezó manifestaciones contra la vacunación, empeoró y su familia lo llevó de regreso al hospital. El 11 de noviembre murió en Wiener Neustadt, cerca de Viena.

Muere un grande

En la madrugada a través de Redes Sociales se informó sobre la muerte del cantante Diego Verdaguer, quien en diciembre se contagió de Covid-19.

Cabe destacar que su fallecimiento ha causado polémica en el medio del espectáculo, ya que su esposa la cantante Amanda Miguel y él eran antivacunas y decían que eran elaboradas por mentes perversas.