Denuncian que Marilyn Manson encerraba a mujeres en una celda para maltratarlas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

Denuncian que Marilyn Manson encerraba a mujeres en una celda para maltratarlas

Varias ex parejas del músico y otros asistentes que trabajaron con él le dijeron a Rolling Stones que el espacio era “una celda de confinamiento solitario utilizada para torturar psicológicamente”.


Denuncian que Marilyn Manson encerraba a mujeres en una celda para maltratarlas | El Imparcial de Oaxaca

 Marilyn Manson ha sido señalado en diversas ocasiones por  abuso físico, psicológico y sexual de varias de sus exparejas, y ahora una investigación publicada por The Rolling Stones recoge nuevos y escalofriantes detalles de las prácticas abusivas del músico.

De acuerdo con la revista, Manson, uno de los personajes más polémicos y a la vez icónicos del rock, tenía una fijación por encerrar a las mujeres con las que estaba saliendo en una pequeña celda de vidrio en su apartamento de West Hollywood, donde las maltrataba psicológicamente.

El informe está basado en el testimonio de más de 55 personas cercanas al músico, cuyo nombre real es Brian Hugh Warner, quienes afirmaron que este lugar era llamado por Manson como “la habitación de las chicas malas”.

El cuarto había sido construido por el inquilino anterior del apartamento con el propósito original de ser una cabina de grabación, pero Manson la rediseñó cuando se mudó y cambió su propósito a uno más oscuro.

Varias ex parejas del músico y otros asistentes que trabajaron con él le dijeron a Rolling Stones que el espacio era “una celda de confinamiento solitario utilizada para torturar psicológicamente”.

“Dicen que Warner (Manson) solía desterrar a sus novias allí, manteniéndolas dentro durante horas y horas para castigarlas por las más pequeñas transgresiones percibidas”, recoge la revista.

Una de esas asistentes fue Ashley Walters, quien demandó a Manson por agresión sexual y otros cargos. Ella afirma que el músico disfrutaba contarle a la gente sobre la celda y que “siempre lo hacía en un tono de broma y de fanfarronear”. Otro asistente, Ryan Brown, que trabajó con Warner durante ocho años, dice que nunca vio una mujer confinada ahí, pero que era bien sabido el nombre del cuarto y lo que supuestamente pasaba.