Oaxaca filmfest se abre a los debates feministas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

Oaxaca filmfest se abre a los debates feministas

No se pueden establecer cuotas de género en competencia, pero sí que en otras áreas las mujeres estén representadas y se abra el diálogo, señala Ana Echenique, directora ejecutiva


  • Oaxaca filmfest se abre a los debates feministas
  • Oaxaca filmfest se abre a los debates feministas

El Festival de cine de Oaxaca (Oaxaca filmfest) se desarrolla con una “fuerte presencia de mujeres”. Ana Echenique, directora ejecutiva del programa creado por el iraní Ramiz Adeeb Azar resalta que en esta edición los debates en torno a las luchas feministas están en diversos espacios. También, que comparado con ediciones anteriores, la inclusión de las mujeres ha aumentado.

Si bien reconoce que no se puede establecer una cuota para que en competencia estén en mismos números hombres y mujeres (pues “el filtro de nuestras películas” es “100 por ciento vía la calidad”), dice que lo que sí se puede hacer es abrir espacios para dialogar sobre los temas actuales que atañen a las mujeres.

“Donde sí podemos elegir es en la sección de Nueva industria, de quiénes usamos como referentes de la industria cinematográfica. Ahí están 50 por ciento de mujeres; mujeres que representan a las grandes empresas. Viene una mujer representando a HBO, una mujer representando a Viacom…. Las mujeres vienen representando a las grandes empresas”.

En los espacios para conferencias, de encuentro con la comunidad realizadora o interesada en formarse en el cine, Echenique señala que debe de haber una participación anual en los mismos porcentajes de hombres y de mujeres. “No se vale que los que siempre vienen a hablar son los hombres y el resto a escuchar”.

Esa parte de su segmento Nueva Industria trae incluso la conferencia “Análisis del guion desde el punto de vista de género”, a cargo de Hipatia Argüero. “A veces, muchos de nosotros no somos muy conscientes de los discursos que damos y ahí está la discusión, cómo empezar a deconstruir lo que es muy natural”, argumenta la directora ejecutiva.

Que estos temas y otros relacionados con los derechos y participaciones de las mujeres estén en programas como este, es necesario, refiere, pues se trata de espacios en los que se puede desarrollar el debate actual en el mundo. Y si bien reconoce que no se trata de ser expertos de la noche a la mañana, hay nociones para abordar de a poco y estar receptivos.

“La idea no es bajar líneas y que salgan todos con líneas feministas. No. No es decirle a un creador lo que tiene que hacer, porque dejaría de hacerlo. Es, más bien, que sean conscientes de sus decisiones a la hora de contarlas”.

Hace unas semanas, en el festival de Cine de Venecia, la realizadora argentina Lucrecia Martell intentaba separar sus ideas personales sobre las que conllevaba el sr jurado en el “La mostra”, y que tenían que ver con el director Roman Polanski, acusado de violación.

Frente a esto, la directora ejecutiva del Oaxaca filmfest expone que discusiones como estas buscan ver hasta qué punto se puede separar al arte del artista. Y que por ello no se puede tener una posición definida, aunque sí ser receptivos y empáticos, y dotar de espacios para el debate y la escucha de todas las voces.

En este año y en medio de un ambiente nacional marcado por la austeridad, en el que incluso los premios Ariel se han visto afectados, el Oaxaca filmfest parece sortear los obstáculos.

Por primera ocasión aplicó para el programa de apoyos para festivales (Profest), del que obtuvo 250 mil pesos. Pero, como cada año, recibe el respaldo de otros entes gubernamentales y privados, entre ellos los del ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, ciudad en la que se desarrolla el programa. De parte del estado, la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca aportó 150 mil pesos, explica Echenique.

Junto a lo monetario, están las colaboraciones en especie o como sedes de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, la cadena Cinépolis, la Fundación Alfredo Harp Helú, empresas cerveceras, una galería de arte. Por primera vez, también se suma la Compañía Minera Cuzcatlán, que se ha visto envuelta en controversias en el estado, y cuyo contacto con el festival Ana refiere que fue por casualidad.

“Nos plantearon (de la minera) que habían cometido errores y que querían estar más subsanados en los temas de comunicación, con ciertos mensajes que aclarar. También quieren que su comunidad participe más del festival”.


 

Relacionadas: