Deuda pública mexicana no logrará reducirse en 2023 - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Economía

Deuda pública mexicana no logrará reducirse en 2023

El gobierno federal estima que la economía crecerá 3% en 2023, mientras que Citibanamex estima 1,2%. Si no se cumple el pronóstico de la Secretaría Hacienda, ello puede impactar en la estimación de los ingresos, principalmente la de los impuestos.


Deuda pública mexicana no logrará reducirse en 2023 | El Imparcial de Oaxaca

El gobierno federal prevé que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financiero del Sector Público (SHRFSP), la medida más amplia de la deuda se ubique en 48,9% como proporción del PIB este año y se estabilice en 49.4% para finales de 2023 y hasta 2028. Sin embargo, analistas financieros consideran que no se logrará esta meta ante el complejo entorno económico.

billetes y monedas mexicanas

 

Raúl Álvarez del Castillo, director de Estudios Económicos de Citibanamex, detalló que el crecimiento económico, los precios del petróleo y las tasas de interés son los principales rubros que pesan sobre el coeficiente de deuda.

Explicó que el gobierno federal estima que la economía crecerá 3% en 2023, mientras que Citibanamex estima un 1,2%. Si no se cumple el pronóstico de la Secretaría Hacienda, ello puede impactar en la estimación de los ingresos, principalmente la de los impuestos.

 

 

“Creo que vamos a ver números más pequeños que los que estima la Secretaría de Hacienda. El otro que me preocupa para la parte de ingresos es la plataforma petrolera, pues tiene una proyección que supera los 1.8 millones de barriles por día, nosotros esperamos 1.69 millones de barriles por día; entonces ahí también podría haber menores ingresos de los que se anticipan”, dijo.
Álvarez mencionó que con menores ingresos el gobierno podría incurrir en recortes al gasto o al endeudamiento.

 

 

“El coeficiente de deuda es bajo, eso le da margen de maniobra al gobierno para que los niveles de gobierno se ubiquen en 50 o 51% como proporción del PIB”, señaló.

Para Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA, el camino es el mismo, pues detalla que “si el crecimiento económico es de uno por ciento, la producción petrolera no crece y los precios del barril de petróleo se ubican en lo que espera el gobierno, el cociente deuda a PIB podría ser de 51%”.

 

 

Además, cabe señalar que se estima que el costo financiero de la deuda del gobierno crezca 38.0 por ciento en 2023, respecto a lo aprobado en 2022, lo que equivaldría a 2,7% de PIB el próximo año.

Los analistas esperamos que las tasas de interés sigan elevadas, en niveles de 8,50% o que incluso termine el 2023 con niveles de 9%, por lo que vemos que pudiera haber también mayores costos financieros por las tasas de interés”, comentó el experto de Citibanamex

Álvarez señaló que el próximo gobierno debe trabajar en preservar los niveles de deuda en alrededor del 50% como proporción del PIB.

 

 

El próximo gobierno va a enfrentar un reto bastante importante, porque también estamos viendo cómo están creciendo la parte del gasto, principalmente en pensiones entonces lo que va a tener que enfrentar el siguiente gobierno va a ser presiones para incrementar los ingresos”.

Dijo que será si este o el siguiente gobierno quisiera financiar gasto en pensiones, pues las calificadoras podrían poner una nota negativa al país.


 

Relacionadas: