Pros y contras del Presupuesto de Egresos del 2022, según analistas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Economía

Pros y contras del Presupuesto de Egresos del 2022, según analistas

El Presupuesto para 2022 preserva la estabilidad de las finanzas públicas, sin embargo, las reasignaciones presupuestarias son insuficientes, coincidieron expertos consultados por Excélsior


Pros y contras del Presupuesto de Egresos del 2022, según analistas | El Imparcial de Oaxaca

Uno de los grandes aciertos del presupuesto para 2022 es que preserva la estabilidad de las finanzas públicas, así como la facilitación en el cobro de impuestos, con lo que se podría impulsar la base de contribuyentes; sin embargo, las reasignaciones presupuestarias, principalmente en inversión, son insuficientes para apuntalar el crecimiento, coincidieron expertos consultados por Excélsior.

Según el Paquete Económico 2022 aprobado por el Congreso de la Unión, se contempla un gasto neto total de 7.8 billones de pesos, un alza de 8.6% real respecto al aprobado para 2021.

Los aciertos: 

1. Disciplina fiscal

Desde que inició el actual gobierno, una de las principales preocupaciones era que se pusiera en riesgo la estabilidad de las finanzas públicas. Lo que hemos visto desde 2019, incluso el año pasado con la pandemia es que se preserva la óptica de estabilidad fiscal”, comentó Marco Arias, analista económico del grupo financiero Monex.

Reconoció que los paquetes económicos de la llamada Cuarta Transformación han sido responsables, con estables manejos de deuda, por lo que considera como un acierto el diseño del presupuesto para el siguiente año.

2. Deuda estable

El paquete para 2022 contempla un nivel de deuda en niveles del 50% como proporción del PIB y seguir una senda descendente para los siguientes años, “es una condición favorable si se compara con países de América Latina, como Argentina, cuyo coeficiente de deuda es superior al 100% de su PIB”, reconoció Arias.

El experto recordó que desde 2020 el gobierno no buscó mayores niveles de endeudamiento, ni para hacer frente a los desafíos que presentó la pandemia de covid-19.

3. Facilitación fiscal

El nuevo Régimen de Confianza logrará atraer a más contribuyentes, principalmente del sector informal, lo cual servirá para ampliar la base de contribuyentes y que todos participen en las contribuciones del país, para obtener mayores recursos, reconoció Gabriel Casillas, presidente del Comité de Estudios Económicos del IMEF.

Se busca aumentar la recaudación sin subir impuestos, lo cual es un acierto”, dijo Ernesto O’Farril, presidente de la Comisión de Análisis Económica del IMCP.

Lo malo: 

1. Pronósticos optimistas

Ante la dinámica de crecimiento, la cual se desacelera, los analistas coinciden en que habrá dificultades si no se cumple con el pronóstico de crecimiento del gobierno federal.

Si no se crece a más del tres por ciento, un incremento en el gasto de 8.6% sí generará presiones, sobre todo porque no se crece de forma sostenida y depende de cómo se comporten los ingresos”, advirtió el experto económico de Monex, Marco Arias.

2. Gasto en inversión

Si bien el Presupuesto considera cerca de un billón de pesos para gasto en inversión, un incremento de 14% real y cerca de 3.5% por ciento del PIB, éste se concentra en los proyectos emblemáticos del gobierno, señaló José Luis Clavellina Miller, director de investigación adjunto del CIEP. Abundó que, si bien se dieron diversas reasignaciones presupuestarias, no irán para infraestructura en estos rubros.

La inversión pública no llega ni al 4.0%, y en realidad se requiere que sea de 5.0% del PIB”. añadió.

3. Más a pensiones

El gasto en pensiones tendrá 1.4 billones de pesos, el 5% del PIB, lo que significa que uno de cada cinco pesos de gasto se irá a pensiones, tanto contributivas como no contributivas. Incluso la pensión para el bienestar crece 70%.

Lo que preocupa es cómo se va a financiar para años posteriores, y qué tan viable es sostener este gasto”, dijo Clavellina del CIEP.

El gasto a pensiones y a programas sociales merman el de inversión, lo cual no ayuda al crecimiento”, finalizó Marco Arias.


 

Relacionadas: