En México sólo 4 de cada 10 empresas han pedido crédito desde su creación | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Economía

En México sólo 4 de cada 10 empresas han pedido crédito desde su creación

La banca comercial es la principal fuente de financiamiento para las empresas, seguida por los los proveedores, de acuerdo con una encuesta del Inegi.


En México sólo 4 de cada 10 empresas han pedido crédito desde su creación | El Imparcial de Oaxaca

El encarecimiento del crédito y la gran variedad de requisitos que piden los acreedores son algunos de los factores que frenan a las empresas para pedir un préstamo, pues según la Encuesta Nacional de Financiamiento de las Empresas (ENAFIN), sólo 4 de cada 10 empresas han solicitado o tenido algún tipo de financiamiento desde que fueron creadas.

De una muestra de 3 mil 927 compañías con seis o más empleados, el 51.4 por ciento de las empresas consideró que el principal factor que puede limitar el acceso al financiamiento son las altas tasas de interés del crédito, el 34.5 por ciento señaló que se establecen muchos requisitos o trámites difíciles y el 7.8 por ciento indicó que le exigían comprobación de ingresos o condiciones de pago.

Las empresas que respondieron que nunca han solicitado financiamiento, el 51.1 por ciento indica que es porque no le interesa o no lo necesita.

La encuesta, que fue elaborada por el Inegi y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) por primera vez en 2015, revela que nueve de cada 10 solicitudes de financiamiento de las empresas fueron aprobadas en 2015.

En ese año, la principal fuente de financiamiento para las empresas fue la banca comercial, con 76.5 por ciento, seguida por proveedores, con 31.7 por ciento, revela el estudio.

Para los casos de rechazo, los principales motivos fueron el mal historial crediticio (17 por ciento de las empresas con rechazo) y la baja capacidad de pago (13.4 por ciento), mientras que a 14.2 por ciento de las empresas rechazadas no les dijeron el motivo.

Además, un número importante de empresas no busca financiamiento, pues cuatro de cada 10 compañías utilizaron recursos propios (utilidades, venta de activos, ahorros, aportaciones, entre otros) para solventar sus operaciones.

Julio Santaella, director general del Inegi, durante la presentación de los resultados explicó que es importante también conocer cómo las empresas de nuestro país están accediendo al mercado crediticio, en qué condiciones, y cuáles son sus principales fuentes de financiamiento, ya que eso permite el diseño de políticas públicas para que las empresas tengan un mejor acceso al financiamiento.

“Estas empresas en total general una radiografía integral del Sistema Financiero Crediticio en México, desde una perspectiva estadística”.

Jaime González, presidente de la CNBV indicó la encuesta muestra que las empresas tienen preferencia por mecanismos formales de financiamiento, “y esta parte es muy importante independientemente de que existen otros mecanismos fuera del sistema financiero regular o supervisado. Cuando se les pregunta a las empresas que en caso de solicitar un crédito a quién lo harían, el 70 por ciento de las empresas dijo que acudiría con un banco”.

Además existe una demanda de crédito importante, pues cerca de una de cada tres empresas considera solicitar un crédito en los siguientes 12 meses. De éstas, el 52 por ciento lo utilizaría para hacer crecer su negocio.

A su vez, un alto número de empresas utiliza tecnologías financieras, pues el 71 por ciento utiliza la banca móvil o banca en línea para realizar pagos, consultar saldos, entre otras operaciones financieras.

Los resultados de la ENAFIN nos permiten guiar el diseño de las políticas públicas para fomentar una mayor inclusión financiera de las empresas.

Sin embargo, reconoció “está claro que aún necesitamos o el sector financiero en su conjunto necesita acercar el crédito a las empresas más jóvenes y de menor tamaño, pues son las que cuentan con mayores necesidades de financiamiento y las que suelen enfrentar mayores dificultades para sobrevivir”.


 

Relacionadas: