Gatitos rescatados en Siberia son rehabilitados con patas de metal
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Ecología

Gatitos rescatados en Siberia son rehabilitados con patas de metal

La vida de los gatitos mejoró con sus nuevas patas de titanio.

Gatitos rescatados en Siberia son rehabilitados con patas de metal | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet.

Voluntarios de protección animal rescataron a dos gatitos de morir congelados y les dieron una nueva vida con patitas de titanio, después de que el hielo les destrozó sus extremidades.

Ryzhik, un gato atigrado rojo, fue encontrado en las calles de la ciudad siberiana de Tomsk en medio de un frío extremo, con sus cuatro patas completamente congeladas.

El felino se habría convertido en otra víctima del implacable invierno de Siberia, de no haber sido encontrado por voluntarios de protección animal y llevado al veterinario Sergéi Gorshkov en Novosibirsk, a unos 200 kilómetros.

Dos años después, Ryzhik lleva una vida normal en la clínica de Gorshkov, cojeando sobre sus cuatro patas protésicas. Estas se implantaron utilizando una técnica similar a las usadas para los implantes dentales en humanos.

Ryzhik es uno de los primeros gatos en el mundo en tener cuatro patas de titanio, implantadas en sus huesos usando la técnica, comentó Gorshkov.

“Generalmente estos gatos tratan de mantenerse calientes y se ponen de pie con las puntas de sus patas”, dijo el veterinario. “Sus patas, orejas, narices y colas pueden congelarse”, agregó.

La otra paciente protésica es Dymka, una gata con un sedoso pelaje gris, que vive en Novokuznetsk, a 300 kilómetros al sur de Novosibirsk, con su dueña.

Con su carácter difícil y cuatro patas artificiales, Dymka ahora lleva una vida típica de un gato hogareño.

“La gata corre, salta y juega. Su dueña envía videos de cómo se mueve”, cuenta Gorshkov. “Es un gran resultado. Estamos muy contentos. No esperábamos esto”, comenta.

Gorshkov, quien también ha usado esta técnica en perros pequeños, dijo, sin embargo, que no podría aplicarse a todos los animales que necesitan una extremidad artificial.

 

Relacionadas: