Festejan a la Virgen de la Candelaria
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Cuenca

Festejan a la Virgen de la Candelaria

Feligreses se reunieron el día de ayer a partir de las 6 de la mañana para entornar las mañanitas en honor a la virgen

Festejan a la Virgen de la Candelaria | El Imparcial de Oaxaca

Ayer domingo, a partir de las 6 de la mañana, los feligreses acudieron a las iglesias para cantarle las mañanitas a la Virgen de la Candelaria. Al término de la misa, en los atrios de las iglesias estuvieron regalando atoles, café y tamales, entre otros antojitos para todos los asistentes.

Aunque lo tradicional en este día son los atoles y los tamales, algunos otros disfrutaron con refrescos saliendo un poco de la tradición. Otros tantos se reunieron en grupos o en familia para disfrutar de los tamales preparados o comprados por aquellos que sacaron el “muñequito” en la rosca de reyes.

En la Iglesia de San Juan de Los Lagos, el padre inició la misa de las 10 de la mañana en la entrada de la iglesia, para que quienes llevaban veladoras, niños dios, arreglos, etc. entraran acompañados del sacerdote, quien explicó el porqué de esta tradición, la cual no coincide con quienes piensan que solo debe ser de fiesta.

En la misa, el sacerdote explicó que este 2 de febrero se cumplen los 40 días del nacimiento de Jesús, y que de acuerdo a la Ley de Moisés -de aquellos tiempos- las mujeres deberían presentar ante Dios a sus primogénitos para que fueran desde entonces personas de fe entregadas al todopoderoso.

Por esta razón la Virgen María y su esposo José, presentaron este día en el templo a su hijo, para entregarlo a Dios, quien desde entonces brindó la luz para todo el mundo.

Gracias a esta tradición, cada año se celebra este día en que los creyentes visten elegantemente al niño Dios para que el sacerdote los bendiga rociándoles agua bendita.