Cuarta arribazón registra más de 300 mil tortugas golfinas - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Costa

Cuarta arribazón registra más de 300 mil tortugas golfinas

Tanto las madres como las crías enfrentan diversos peligros para sobrevivir


Cuarta arribazón registra más de 300 mil tortugas golfinas | El Imparcial de Oaxaca
Fotos: Raúl Laguna / La mejor arribazón ocurre durante la noche
  • 45 días tardarán los huevos en eclosionar
  • 100 a mil tortugas salen del mar en una hora.
  • 80 a 100 quelonios mueren durante el trayecto por diversas causas.

 

Durante tres días seguidos, más de 300 mil ejemplares de tortugas golfinas arribaron a desovar en la playa La Escobilla.

Los quelonios llegaron a depositar sus huevos que en los próximos 45 días podrían eclosionar, brindando así un hermoso espectáculo de la naturaleza.

Como una playa llena de piedras vivientes se dejó ver la playa La Escobilla desde el pasado viernes al presentarse la cuarta arribada de la temporada 2022-2023.

 

Grata experiencia para Ericel

“Es la cuarta arribada de la temporada, hasta el  sábado 15 de octubre, oficialmente se habían contabilizado al menos 220 mil tortugas”, informó Ericel, un joven lugareño de 28 años de edad, quien ha vivido toda su vida en la población La Escobilla y es consciente de la preservación de la especie marina y la manera de cómo poder aprovechar la naturaleza de manera sustentable, haciendo ecoturismo en su población y cuidando el medio ambiente.

El conocimiento de Ericel lo lleva a tener presente en las diferentes cuentas que se realizan en la comunidad, desde la primera arribada de la temporada, la anidación, el tiempo de entre una y otra.

Así como el tiempo de incubación, los peligros que enfrentan los quelonios, entre otras acciones que ha aprendido en su propia comunidad y conviven con el proceso desde que salen a desovar, hasta que nacen y entran al mar las tortugas.

Cuando va a empezar una arribada, de noche empieza a salir cierta cantidad de tortugas, 100, 200, 300, de pronto ya son mil tortugas en una hora; y se declara formalmente una arribada cuando ya supera el límite de mil tortugas”, explicó el joven Ericel.

 

Parte de la temporada 2022-2023

 

La mejor anidación es por la noche

Ericel también dio a conocer que regularmente, las tortugas salen a desovar al menos cada mes durante la temporada; sin embargo, “hay ocasiones que (la arribazón) ha tardado 45 días saliendo, sin interrumpirse, salen nada más por la noche, pero salen miles también, en la noche y en la mañana quedan unas cuantas, pero sigue siendo arribada”, dijo.

Agregó que lo anterior es inusual, ya que cada arribada tarda hasta diez días, aunque hay las que tardan menos días y que en esta cuarta anidación, después de tres días, la mayoría de tortugas salen a desovar por las noches.

De cada una de las arribadas, Ericel explicó que son de entre 80 y cien tortugas las que mueren de manera natural, lo cual forma parte del equilibrio ecológico; “hay tortugas que salen débiles a la playa, muchas vienen golpeadas, alguna lancha las pisó, se enredaron con alguna malla, el oleaje las empujó contra alguna roca o en su caso se golpean entre ellas mismas; al salir, el zopilote, logra detectarlas y al acercarse las picotea en los ojos para ayudarlas a morir y allí las deja”, comentó.

“Nosotros intentábamos sacar a las tortugas (muertas) fuera de  la playa, pero los biólogos nos dijeron, que no, allí que se queden”, narró Ericel.

 

Una anidada inusual

La experiencia de Ericel lo llevó a narrar lo que vivió hace tres años, “la arribada inició allá, hacia Guapinole (comunidad contigua a La Escobilla), en el peñasco, allí si hubo demasiadas tortugas muertas porque las azotaba el mar con las piedras, además de que salieron al lado de las rocas, el oleaje estaba muy alto”, expresó.

Dijo también que en un solo día “empezó la arribada en la tarde y al otro día, por la mañana, ya había aproximadamente cien tortugas muertas y en un sólo espacio; allí si fue necesario meter una máquina para cavar y enterrar los cuerpos, fue la única ocasión debido a que estaban en un sólo sitio”, comentó.

Por otro lado, las tortugas al salir a la playa buscan el mejor lugar para construir sus nidos; sin embargo, pueden llegar a un espacio en donde ya existe un nido anterior, el que es vaciado por la  nueva ponedora y los ovoides pueden ser desalojados o en su caso logran romperse.

En ocasiones, explicó Ericel, el ejemplar de tortuga llega a anidar en un nido anterior en donde se están incubando huevos de la arribada pasada, lo que provoca que al sacar los huevos se echen a perder.

 

Un hermoso espectáculo de la naturaleza

 

Doble apreciación

Se espera que en los próximos días se pueda ver tortugas adultas y crías en el “Santuario de la Tortuga”, debido a que la presente arribazón se adelantó y “mañana ya empieza a eclosionar, igual, de manera masiva, va a ser algo bonito que no sucede muy a menudo las arribadas que coincida crías con adultas”, señaló.

Lo anterior se vivirá ya que esta cuarta arribada se adelantó, “por lo regular se da a cada mes,  y esta arribada se dio en un lapso de diez días, en lo que terminó una y empezó la otra”, agregó.

De acuerdo a información de Ericel, la primera arribada comenzó en el mes de julio, una segunda sucedió en agosto y que culminó el día 24; después de 10 días, el 2 de septiembre dio inició la tercer arribada que dejó los nidos que deben eclosionar a la par de esta cuarta arribada de golfinas.

 

Escenario para anidación

El “Santuario de la Tortuga”, el nombre con la que es conocida la playa de al menos siete kilómetros de longitud, denominada “La Escobilla”, se ubica en el municipio de Santa María Tonameca, en la Costa oaxaqueña, es el escenario del desove y eclosión de la tortuga golfina.

Son de entre 10 y 12 arribadas de quelonios que se llegan a realizar durante una temporada; es decir, millones de ejemplares salen del mar a la playa para depositar sus huevos, ovoides que después de 45 días eclosionan y las crías de golfinas logran aparecer de entre la arena y para sobrevivir y buscan introducirse al mar.

Una hembra de la especie golfina generalmente anida varias veces durante una temporada y ponen de 90 a 150 huevos que dejan entre la arena a manera de incubación por 45 días.

Tanto la madre cuando sale del mar para desovar como las crías al nacer y trasladarse al mar enfrentan diversos peligros; las primeras al salir de su hábitat son golpeadas, ya sea por el mismo oleaje o impacto con las rocas, lanchas o que se pudieron enredar con alguna malla de pesca; mientras que las recién nacidas desde que emergen de la arena pueden ser devoradas por cangrejos, gaviotas, aves de rapiña, entre otros, que viven en la tierra.

 


 

Relacionadas: