Calvario en Puerto Escondido por desabasto de pruebas Covid | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Costa

Calvario en Puerto Escondido por desabasto de pruebas Covid

Las personas viven con la incertidumbre si portan el virus o no


Calvario en Puerto Escondido por desabasto de pruebas Covid | El Imparcial de Oaxaca
Según testimonios, se percibe un panorama sombrío de atención y desabasto en los nosocomios públicos y privados

La nueva ola de contagios de la COVID-19 comenzó a presionar a los hospitales públicos y privados en esta zona de la costa, especialmente en Puerto Escondido; hay muchas personas infectadas por el SARS-CoV-2 lo cual se ha visto impulsado por la variante Ómicron y que hace notorio el desabasto de pruebas Covid en la red del sistema público de salud local.

En un recorrido realizado por EL IMPARCIAL “El Mejor Diario de Oaxaca”, por las diferentes clínicas de la ciudad, se pudo establecer el sombrío panorama de atención y, sobre todo, el desabasto de pruebas para contar con la certidumbre de portar el Coronavirus o estar libre de él.  Pacientes y médicos señalaron que la Clínica de Medicina Familiar ISSSTE presenta desabasto de insumos para los derechohabientes.

Testimonios recabados entre varios usuarios y pacientes indican que la clínica cuenta con muy pocas pruebas para aplicarlas a los pacientes sospechosos de Covid-19, quienes deben presentarse a urgencias ya con documento emitido por algún laboratorio particular.

Al interior de la clínica del ISSSTE, los pacientes indicaron que se debe llegar con fuertes síntomas para ser candidatos a que se aplique la prueba Covid-19.

Por su parte, en la clínica del Instituto del Seguro Social (IMSS) se carece también de biológicos; las pocas pruebas se aplican a los pacientes que, después de ser evaluados, requieren ser internados o trasladados a algún otro hospital de esa dependencia.

De acuerdo con fuentes cercanas a la clínica, más de la mitad de los colaboradores en el IMSS afrontan una incapacidad para laborar en el nosocomio, pues presentan los síntomas del virus y algunos más tienen confirmación de portar el SARS-CoV-2. Por ello, los trabajadores de la clínica número 032 del IMSS no se dan abasto para ofrecer atención adecuada a los pacientes infectados como aquellos que acuden por alguna otra enfermedad.

El Hospital General de la ciudad es el nosocomio que afronta mayor demanda y problemas; también ahí pacientes y médicos reconocen que las pruebas son insuficientes y las escasas aplicadas se realizaron a pacientes ya internados.

El Hospital General afronta graves problemas para brindar servicio hospitalario, pues carece de personal médico y, mucho más, de especialistas. La carencia se acentúa en el turno nocturno, pues solo hay un médico de guardia y, de acuerdo con pacientes, en ocasiones este médico no acude a laborar por causas desconocidas.

Derechohabientes han indicado que, ante la ausencia del médico las enfermeras rechazan a enfermos que requieran de cuidados especiales, tales como personas lesionadas por armas de fuego o víctimas de algún accidente. Un entrevistado señaló “si eres de bajos recursos no tienes permitido enfermarte, pues el hospital de “La Parota” carece de insumos y personal suficiente para funcionar como un nosocomio de segundo nivel.


 

Relacionadas: