Revoca Arturo Peimbert órdenes de aprehensión a pobladores de Tilzapote | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Costa

Revoca Arturo Peimbert órdenes de aprehensión a pobladores de Tilzapote

Por lo menos 16 víctimas fueron acusadas por despojo en predios del núcleo agrario de San Francisco Cozoaltepec


Revoca Arturo Peimbert órdenes de aprehensión a pobladores de Tilzapote | El Imparcial de Oaxaca

TILZAPOTE, TONAMECA.- Acompañado de al menos un veintenar de uniformados que llegaron a bordo de unas siete camionetas, el Fiscal General del Estado de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo arribó a la comunidad de Tilzapote, en el núcleo agrario de San Francisco Cozoaltepec.

Mientras la población se encontraba reunida en el patio de la capilla de El Señor de las Misericordias, Peimbert Calvo, custodiado por elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) caminó hacia la reunión; quienes lo esperaban lo recibieron con algunos aplausos; él, al pasar por la puerta de la capilla, hizo reverencia, se persignó y acudió a la mesa principal a donde fue invitado.

En la mesa, la abogada de los comuneros, Edith Santibáñez Bohórquez, el presidente de los Bienes Comunales de Cozoaltepec, Lorenzo Antonio Ramírez, el representante de los Derechos Humanos de los Pueblos de Oaxaca, Magdiel Hernández Caballero y el subsecretario de Salud, Héctor Matus, lo esperaban para comenzar la reunión con los pobladores afectados.

Precavido y viendo a la población reunida, el Fiscal General se sentó al lado de Santibáñez, quién con micrófono en mano explicaba a los habitantes de Tilzapote y a las 16 víctimas que fueron acusados por despojo y que fueron perseguidos, hostigados y cinco de ellos encarcelados, que la presencia de Peimbert Calvo era para entregar la revocación de las órdenes de aprehensión de las que habían sido objetos.

La abogada explicó que se le hacía extraño que las detenciones se siguieran dando y que el pasado sábado 13 de noviembre, el comunero Virgilio Ramírez fuera detenido por el delito de despojo, a pesar de que las órdenes de aprehensión habían sido revocadas desde el año 2018.

En su primera participación, Arturo Peimbert Calvo dijo que al conocer el tema y sobre las arbitrariedades cometidas contra los pobladores de San Francisco Cozoaltepec, a quienes en esta ocasión los llamó víctimas; personal de la Fiscalía revisa exhaustivamente el caso para esclarecer y de detectar corrupción, se actuará conforme a la Ley.

Las víctimas, comuneros y pobladores de Tilzapote, entre ellos los adultos mayores Luisa y Virgilio, así como Gotardo y Librado, quienes fueron detenidos y encarcelados, entre otros, pasaron uno a uno a exponer la mala experiencia por la que atravesaron.

Falta revocar orden de aprehensión de Virgilio Ramírez

El Fiscal aseguró que únicamente, la orden de aprehensión contra Virgilio Ramírez es la única que hace falta de revocar y se comprometió en qué eso sucederá en los próximos días y que personalmente le vendrá a entregar para garantizar a la familia su seguridad.

En cuanto a la existencia de otras órdenes, que a pesar de hacer búsqueda, no han encontrado y que no existen; sin embargo garantiza a los pobladores de Tilzapote no ser molestados por elementos de la Agencia Estatal de Investigación y que no se dará cumplimiento, de existir, a ningún mandato judicial por el delito de despojo en contra de los pobladores, a quienes les dijo que ellos son las víctimas en este caso.

Entrega revocación de órdenes de aprehensión 

El Fiscal General, Arturo Peimbert llegó a la comunidad de Tilzapote para entregar personalmente la revocación de la orden de aprehensión debido a que no haya delito que perseguir.

De acuerdo a la abogada de los pobladores de Tilzapote, son 49 hectáreas del pueblo y 251 de los comuneros y quienes los han querido despojar no existe.

Al menos 16 pobladores fueron acusados por el delito de despojo, por parte de dos particulares, Pedro Ramírez Araiza y Domitila Guzmán Olivera, a quienes no se les conoce en la población y que para ellos son personas fantasmas.

De acuerdo a la abogada, Pedro y Domitila denunciaron el despojo de 300 hectáreas en contra de sus clientes, quienes han vivido por más de 70 años, desde la fundación de su comunidad, una población que cuenta con escuelas, preescolar y primaria, un centro de salud, una capilla y más de 70 viviendas.