Descubren dos planetas rocosos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Ciencia

Descubren dos planetas rocosos

Estos dos mundos rocosos que orbitan alrededor de una estrella enana roja a solo 33 años-luz de distancia de la Tierra


Descubren dos planetas rocosos | El Imparcial de Oaxaca

Un equipo internacional dirigido por Rafael Luque, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA) en España así como de la Universidad de Chicago en Estados Unidos descubrió dos planetas rocosos en el sistema solar de HD 260655.

Los dos mundos rocosos que orbitan alrededor de la relativamente brillante estrella enana roja HD 260655, a solo 33 años-luz de distancia de la Tierra.

Los nuevos planetas, HD 260655 b y HD 260655 c, se encuentran entre los planetas rocosos conocidos más cercanos de fuera de nuestro sistema solar que los astrónomos pueden observar cruzando por delante de las caras de sus estrellas, desde la perspectiva visual de la Tierra.

Utilizando el TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite), un satélite astronómico de la NASA especializado en buscar nuevos mundos, estos científicos han descubierto los citados planetas rocosos.

Este descubrimiento llega en un momento ideal: El gigantesco telescopio espacial James Webb, que pronto suministrará sus primeras imágenes científicas, es capaz de examinar las atmósferas de los exoplanetas (planetas de fuera de nuestro sistema solar) para buscar agua, moléculas de carbono y otros componentes de interés para la astrobiología.

Obtener más información sobre las atmósferas de esos y otros planetas rocosos ayudará a comprender mejor la formación y el desarrollo de mundos como el nuestro.

HD 260655 b y HD 260655 c son “superTierras”, mundos rocosos como el nuestro, pero más grandes. El planeta b es aproximadamente 1,2 veces más grande que la Tierra. Y el planeta c, 1,5 veces. En este caso, sin embargo, no es probable que ninguno de los dos mundos pueda albergar vida.

La temperatura del planeta b, el más cercano a la estrella, se estima en 435 grados centígrados, una temperatura parecida a la de Venus. La del planeta c se calcula en 284 grados centígrados, algo menos que la del lado diurno de Mercurio.

De todos modos, las temperaturas estimadas para esos exoplanetas podrían diferir bastante de las reales dependiendo de varios factores, sobre todo de la presencia o no de atmósfera y, en caso de que exista, de su composición química y otras características.


 

Relacionadas: