Aumento de grasa corporal podrá atrofiar materia gris del cerebro, según estudio | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Ciencia

Aumento de grasa corporal podrá atrofiar materia gris del cerebro, según estudio

El aumento de la grasa corporal conduce gradualmente a una mayor atrofia de la materia gris en el cerebro


Aumento de grasa corporal podrá atrofiar materia gris del cerebro, según estudio | El Imparcial de Oaxaca
Imagen: Internet

Investigadores de la Universidad de Australia del Sur advierten que la grasa corporal dañina también puede aumentar el riesgo de demencia y accidente cerebrovascular. Tras examinar la materia gris del cerebro de miles de personas, concluyeron que el aumento de la grasa corporal conduce gradualmente a una mayor atrofia de la materia gris en el cerebro y, en consecuencia, a un mayor riesgo de deterioro de la salud cerebral.

La materia gris es una parte esencial del cerebro responsable del control de la ejecución, la actividad muscular y sensorial, así como del aprendizaje, la atención y la memoria.

No siempre conduce a enfermedad: solo aumenta el riesgo

El estudio utilizó la aleatorización mendeliana para examinar los datos genéticos de hasta 336.000 registros individuales en el Biobanco del Reino Unido, con información autoinformada y registros de hospitales y registros de defunción vinculados para conectar la demencia. Se usó los perfiles genéticos y metabólicos de los individuos para confirmar diferentes tipos de obesidad.

Se encontró que la materia gris del cerebro en los grupos de edad media a avanzada (37-73) disminuyó en un 0.3 por ciento por cada 1 kg / m 2 adicional, lo que equivale a 3 kg adicionales de peso para una persona de estatura promedio, (173 cm)

Si bien la carga de morbilidad de la obesidad ha aumentado en las últimas cinco décadas, la naturaleza compleja de la enfermedad significa que no todas las personas obesas son metabólicamente enfermas, lo que dificulta identificar quién está en riesgo de contraer enfermedades asociadas y quién no. Con todo, ciertamente tener sobrepeso generalmente aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular , diabetes tipo 2 e inflamación de bajo grado.