Especialistas explican lo inexplicable: una extraña fuerza gravitacional de hace millones de años
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Ciencia

Especialistas explican lo inexplicable: una extraña fuerza gravitacional de hace millones de años

Dos agujeros negros habían explotado hace miles de millones de años; la física actual no cuenta con fundamentos para explicarlo.

Especialistas explican lo inexplicable: una extraña fuerza gravitacional de hace millones de años | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Un par de señales fueron captadas por dos detectores en Estados Unidos y en Italia, las cuales han sorprendido a los científicos.

El 21 de mayo de 2019, los detectores LIGO, en la unión Americana y Virgo, ubicado en el país mediterráneo, registraron una vibración, la cual apenas duró una décima de segundo.

Esta señal correspondería a una fuente de ondas gravitacionales, proveniente de la fusión de dos agujeros negros, de acuerdo con el análisis realizado por casi 2 mil científicos de 190 naciones diferentes que realizan el estudio de estas señales.

De acuerdo con los especialistas, este choque ocurrió hace 7 mil millones de años, lo que quiere decir que pasó antes siquiera de que se formaran la Tierra y por ello, el sistema solar que conocemos.

El choque fue de un agujero negro con una masa de 85 veces a la de nuestro Sol, el cual colisionó con otro cuerpo similar de una masa superior a 66 veces nuestro astro rey. El fenómeno, hasta el momento, es imposible de explicar con los conocimientos de física que existen.

Hoy por hoy no estamos preparados para comprender este fenómeno y no podemos responder las mucha preguntas que abre. Lo más interesante es que el resultado de esta fusión es un agujero de 142 masas solares, algo jamás observado y que por ahora tampoco podemos entender”, señala Toni Font, físico teórico de la Universidad de Valencia y colaborador del sensor de Virgo, en Italia.

Además, el suceso generó energía que salió expedida en todas direcciones, la cual viajó a la velocidad de la luz e incluso curvó el espacio y el tiempo a su paso.

De acuerdo con la física de las estrellas y la teoría de la relatividad propuesta por Albert Einstein, las estrellas que tienen una masa de entre 65 y 120 veces la del Sol, deben explotar como una bomba sin dejar rastro.

Sin embargo, los anteriores agujeros negros de entre 85 y 66 veces el tamaño del Sol deben tener un origen alterno al que maneja la teoría actual; la muerte de una estrella.