Identifican hongos que comen radiación en Chernóbil
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Ciencia

Identifican hongos que comen radiación en Chernóbil

Se presume que los hongos se alimentan de grafito radioactivo y fueron descubiertos mediante cámaras remotas.

Identifican hongos que comen radiación en Chernóbil | El Imparcial de Oaxaca

¿Cómo es posible que unos seres vivos estén habitando en un lugar tan mortífero que los humanos no pueden ni acercarse? En el mundo todavía existen muchas cosas que no se han descubierto, por lo que conforme van pasando los años la naturaleza nos puede seguir sorprendiendo.

En 1991 un equipo de investigadores hizo el descubrimiento de la existencia de unos hongos que habitan en las paredes del reactor número 4 de Chernóbil, los cuales parecen alimentarse del grafito radioactivo presente en el mismo nucleo fundido. Este descubrimiento fue posible gracias al apoyo de robots dirigidos por control remoto y equipados con cámaras.

A principios de este siglo, un grupo de investigadores comandados por la profesora Ekaterina Dadachova de la Universidad Saskatchewan, Canadá, lograron adquirir varios de estos hongos. Llevaron a cabo el estudio de tres especies concretas: Cladosporium sphaerospermum, Cryptococcus neoformans y Wangiella dermatitidis, hallaron que tenían la capacidad de tener un crecimiento más rápido que otros hongos gracias a la radiación.

Había una característica en la que coincidieron estas tres especies y es que poseían grandes cantidades de melanina, que es precisamente el pigmento que da color a la piel de los humanos. Los humanos con la piel oscura, poseen mucha más melanina en la piel que los de tez pálida, lo cual deja claro porque esta sustancia absorbe la luz y disipa la radiación ultravioleta.

En cuanto a los hongos, si las tres especies mencionadas son ricas en este pigmento es porque parece ayudarles a absorber radiación, la cual transforman en la energía química que necesitan para crecer.

Los investigadores confían en descubrir qué clase de molécula emplean estos hongos para proteger su ADN de las altas dosis de radiación.

 

Relacionadas: