Aleida Ruiz Sosa, Premio Estatal de la Juventud 2017 | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Aleida Ruiz Sosa, Premio Estatal de la Juventud 2017

Con 12 años, la bailarina es la más joven en ser reconocida con el Premio Estatal de la Juventud 2017


  • Aleida Ruiz Sosa, Premio Estatal de la Juventud 2017
  • Aleida Ruiz Sosa, Premio Estatal de la Juventud 2017
  • Aleida Ruiz Sosa, Premio Estatal de la Juventud 2017

Desde muy temprano, porque las clases empiezan a las 7:00 horas, Aleida se alista para ir a la escuela; toma el desayuno y guarda lo necesario para el día. La rutina la repite su madre, Ariadna, quien desde hace varios años le acompaña en sus sueños. Pero Aleida no va a una escuela como a la que asiste la mayoría de infantes de su barrio, ni del país. No. En lugar de llenar la mochila con libros de matemáticas, español o historia, Aleida mete en ella su pasión y vida: la danza.

Con 12 años de edad, pero gran parte invertidos en el arte, Aleida Ruiz Sosa es la más joven en ganar el Premio Estatal de la Juventud 2017. Por su papel en la danza, el Instituto Estatal de la Juventud Oaxaqueña (INJEO) la consideró un ejemplo para la población de entre 12 y 29 años de edad. Junto a ella, otros cinco jóvenes recibieron la distinción (Alejandro Miguel Ricárdez, Frida Miyuki Santiago Santos, Juan Esteva Domínguez, Osmar Alejandro Gijón Rodríguez y Blanca Jaqueline Santaella Santiago).

Aunque ahora está en Veracruz y pensar en Oaxaca le hace extrañar las fiestas del Día de Muertos y Todos Santos (y no se diga la comida), dice sentirse súper contenta. El premio, explica, “es de todos”, porque representa el apoyo de su familia, sus padres, amigos y demás personas que le han acompañado en el camino de la danza.

Tras esta distinción, Aleida y su madre esperan que en 2018 se logren las clases a las que fue invitada en Rusia, en los programas intensivos de verano de la Academia de Ballet Bolshoi. Y es que aunque esperaba ir en este año, por falta de recursos no se concretó el viaje.

El Premio Estatal de la Juventud, además de un aliciente, es una responsabilidad, cuenta la madre de la menor que desde febrero sigue su formación artística en Veracruz. Sin embargo, ve en ello una oportunidad para que la bailarinasiga sus sueños.

Orgullosa y contenta es como dice sentirse Ariadna Sosa. Aunque explica que entre más méritos tiene Aleida, existe un mayor compromiso de parte de los padres. “También me compromete más”, añade, pues ahora ya no hay pretextos para decir que este u otro día no asistirá a la escuela.

“Es un compromiso con ella misma y de pronto se convierte en algo social; que le den un premio quiere decir que hay que cumplir con lo que se piensa y hay que seguir. En lugar de relajarnos, es más compromiso”.

Los ganadores del Premio Estatal de la Juventud 2017fueron dados a conocer este fin de semana. Sin embargo, la entrega de ellos se prevé para noviembre. Mientras la fecha se concreta, Aleida continúa sus clases en Veracruz y aprovecha lo aprendido en las clases intensivas de Alberto Terrero, quien fuera bailarín principal del Ballet Nacional de Cuba y del Ballet Internacional de Quebec (Canadá).

Asimismo, sigue su entrenamiento con Daniela Orlo en la escuela Cubana de Ballet de Veracruz.
En diciembre, los días 11 y 12, participará en una obra en el teatro Francisco Clavijero, en Veracruz. Como hilo conductor de la pieza, los ensayos y las clases se han intensificado, pues la coreografía requiere de mucho empeño.

Como parte de su preparación, Aleida estará en un curso de invierno, gracias a un intercambio cultural del Rocky Mountain Ballet y del Ballet Beyond, por lo que vendrán maestros como Charline Carey, Jenifer Lerner, Walter Barrera y Caridad Martínez.

Entre las última presentaciones de Aleida estuvo la obra Sobre un sueño, una gala de ballet efectuada en abril pasado en el teatro Juárez. La obra fue ejecutada junto con otras bailarinas, de la Escuela Cubana de Ballet Clásico Oaxaca, quienes mostraron una historia sobre el valor de compartir. Asimismo, en la importancia de los sueños y que para conseguirlos es necesaria la unión, no la competencia.

Aleida Ruiz Sosa es una bailarina oaxaqueña que ha participado en varias obras como El cascanueces (2012, de la Academia Muévete en Grande; y en 2013 a través de la Casa de la Cultura Oaxaqueña). Además de interpretar un fragmento de Coppelia y formar parte de la obra Catrina, con la Compañía Metamorphosis, del director Noel Suástegui. Extrañando a mamá (2016) y Sobre un sueño (2017) fueron de las últimas obras ejecutadas en Oaxaca.


 

Relacionadas: