Sobrinos de María Kodama, los herederos del legado de Borges
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Sobrinos de María Kodama, los herederos del legado de Borges

La viuda del autor murió sin testamento, aunque su abogado explicó: “dijo que ya estaba arreglado, por lo que todavía puede haber alguna sorpresa”


María Kodama murió el pasado 26 de marzo en la habitación 404 del Hotel “Loi Suites”.
María Kodama murió el pasado 26 de marzo en la habitación 404 del Hotel “Loi Suites”.

María Kodama, viuda y albacea de Jorge Luis Borges, quien dedicó su vida a proteger y difundir la obra del escritor por todo el mundo, murió sin dejar un testamento.

El abogado de María Kodama, Fernando Soto, señaló desde Argentina, que nadie lo podía creer.

Ella decía que tenía todo arreglado, todo pensado, pero al final no lo tenía concretado y cuando quiso hacerlo ya no pudo. Quienes estaban con ella no lo activaron porque ya no estaba en condiciones de expresar su voluntad”.

María Kodama murió el pasado 26 de marzo, su abogado y amigo, dijo que a ella ya no le gustaba hablar del tema: “Por cuestiones de sus enfermedades y de su futura muerte, no quería hablar de eso. Yo le preguntaba y me contestaba que ‘todo está arreglado: va a ser alguien más estricta que yo’. Entonces, yo estaba seguro que tenía el testamento hecho y, por discreción, para no importunar con temas que ya no le gustaba hablar, no le pregunté más”.

En sus últimos días, a María Kodama, escritora, traductora y viuda de Jorge Luis Borges, no quería que la vieran enferma, por lo que el abogado ya no se acercó a ella. “Me arrepiento, porque muy posiblemente todo esto se hubiera evitado”.

Según el entrevistado, la heredera sería una amiga de Kodama, a quien le había manifestado su intención de entregar algunas cosas a universidades extranjeras y amigos cercanos, pero nada se concretó.

Tras conocerse la noticia de que no hay testamento de María Kodama, el gobierno de Argentina sería el encargado de protegerlo, como sucedió en México con el legado de Octavio Paz, cuya viuda, Marie Jo, murió también sin dejar testamento.

Yo no quería que fuera el Estado justamente heredero de los bienes, entonces, busqué en internet que había varias personas con el Kodama, en Argentina, pero eso no involucra un vínculo y era difícil ubicarlos”, explicó.

Entonces, el abogado Fernando Soto hizo una presentación en la justicia argentina, pidiendo medidas urgentes para proteger el legado de Borges y también públicamente. “Y aparecieron los herederos, justamente hoy ya se presentaron. Son los sobrinos, hijos de su hermano y ya no va a intervenir el Estado, lo que me alegra y alivia muchísimo”, aseguró.

Sin embargo, hay un problema, la Fundación Internacional Jorge Luis Borges, creada por María Kodama el 24 de agosto de 1988, es independiente y necesitará recursos económicos, pues no es autofinanciable.

Se mantenía con recursos de María; asumimos que estos sobrinos ayudarán a la fundación para que pueda continuar, porque era la voluntad de María Kodama, y seguramente van a facilitar los medios, porque sin ellos, la fundación no puede durar ni tres meses; entonces espero que colaboren para que continúe”.

La Fundación alberga objetos que pertenecieron a Borges: su biblioteca, las primeras ediciones de sus libros y algunos manuscritos; su colección de bastones, cuadros, sus talismanes. Asimismo, los premios, condecoraciones y diplomas recibidos.

Es independiente y los herederos tendrían que invertir recursos, claro, si ellos quieren, si no, pues la fundación tendría que ser autosustentable”, explicó.

 

¿Qué esperaría que sucediera con los herederos?

 

Que siguieran con el deseo de María Kodama, pero que no esté el Estado es un gran alivio, porque ahí tenemos el ejemplo de Octavio Paz: 25 años sin definición, es terrible; entonces, eso con un particular no pasa, se puede manejar mejor la obra. Lo mejor que podría pasar es que los herederos respeten la voluntad de María Kodama.

Hasta ahora, el abogado Fernando Soto no ha tenido contacto con los herederos. “Espero que suceda para seguir adelante con todas las cuestiones que yo tenía pendientes de la protección de la obra de Borges. Eso va a depender de ellos”.

 

Entonces, ¿el gobierno ya no puede hacer nada?

 

No, no tiene ninguna chance, el gobierno no es parte. Los herederos sobrinos desplazan al Estado definitivamente. Me alegra mucho que los sobrinos de María Kodama se hayan presentado como herederos.


aa

 

Relacionadas:

--------------------------------------
---------------------------------------