Museo Rufino Tamayo, sin incorporarse al Estado
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Museo Rufino Tamayo, sin incorporarse al Estado

A más de tres años de firmado el convenio entre el INBAL y el gobierno estatal, el recinto sigue en la indefinición y cerrado al público


Museo Rufino Tamayo, sin incorporarse al Estado | El Imparcial de Oaxaca
El Museo de Arte Prehispánico de México Rufino Tamayo cerró desde marzo de 2020

Además del “conflicto de interés” que mantiene cerrado desde marzo de 2020 al Museo de Arte Prehispánico de México Rufino Tamayo, la federación y el gobierno del estado de Oaxaca han dejado en el olvido la incorporación del museo a la administración estatal.

Hace más de tres años que el gobierno estatal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) signaron el documento que contemplaba 16 acciones conjuntas en materia artística, educativa y cultural. Una de ellas, se refería a “planear y ejecutar de conformidad con la legislación vigente del Estado de Oaxaca, el mejor esquema para la incorporación del Museo Rufino Tamayo en la Administración Pública del Estado de Oaxaca”.

Sin embargo, del documento firmado el 28 de octubre en la sede del museo (avenida Morelos 503, Centro Histórico de Oaxaca de Juárez) y con una vigencia de cinco años se desconocen los alcances de la colaboración. Lo que sí es patente es que el museo no se ha incorporado al estado.

El convenio fue firmado por el exgobernador Alejandro Murat Hinojosa y la directora general del INBAL, Lucina Jiménez. Además de otras autoridades estatales como los entonces secretarios de las Culturas y Artes de Oaxaca (Adriana Aguilar Escobar), de Turismo (Juan Carlos Rivera Castellanos) y de las Mujeres (Ana Isabel Vásquez Colmenares).

Pero para noviembre de ese año, el documento carecía de la totalidad de las firmas necesarias, pues faltaban las de otras funcionarias del INBAL.

Aunado a la colaboración conjunta respecto del museo Rufino Tamayo, el INBAL se comprometía a participar en el pago de la nómina y demás prestaciones del museo, tanto las entonces tenidas como las que se incorporaran después. Por su parte, el gobierno estatal se comprometió a realizar las gestiones necesarias para incorporar el museo a la administración estatal.

A la fecha, el museo sigue en la indefinición jurídica y aunque los empleados del mismo, junto con el Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura, han exigido la reapertura, esta no se concretó en 2022.


 

Relacionadas: