El IAGO muestra la mirada de Paula Rego sobre las mujeres | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

El IAGO muestra la mirada de Paula Rego sobre las mujeres

Aborto, feminismos, críticas a los roles impuestos por la sociedad, pero también la fortaleza de las mujeres se observan en las 25 gráficas que la artista portuguesa comparte en Oaxaca


El IAGO muestra la mirada de Paula Rego sobre las mujeres | El Imparcial de Oaxaca
Fotos: Adrián Gaytán / Alimentar u ofrecer vino en lugar de otra cosa, vomitar, escenas de violencia, de crítica a la dictadura de su país o de otros son parte de la exposición

Cuando a Paula Rego (Portugal, 1935) le preguntaron sobre la relación de su obra con la dictadura que le tocó vivir en su país natal, respondió que “todos los gobiernos autoritarios son brutales”. Para la artista, “los llamados ‘hombres fuertes’ son demasiado débiles para permitir la libertad de las personas, especialmente la libertad de las mujeres”.

La experiencia de la autora que a los 16 años de edad fue enviada por sus padres a Inglaterra, en donde estudió pintura en la Slade School of Fine Art de Londres (1952-1956), se mira en las gráficas y pinturas que expone por varios recintos del mundo. Y que a Oaxaca y México llegan por segunda ocasión con una muestra en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), donde permanecerá del 6 de mayo al 2 de julio.

Es un gran honor mostrar (mi trabajo artístico) en un país con tanta energía y una historia de gran arte”, señaló Rego en una entrevista al IAGO.

Entre las 25 piezas hechas en aguafuerte, agua tinta, litografía y serigrafía está muy presente su mirada sobre las mujeres, protagonistas de piezas en mediano y gran formato en las que aborda temas como el aborto, principalmente el clandestino, y del que en 1999 compartió una exposición en Lisboa para criticar la legislación de ese tiempo.

 

Entre las 25 piezas está muy presente su mirada sobre las mujeres

 

En Oaxaca, desde el 25 de septiembre de 2019, el aborto está despenalizado hasta antes de la semana 12. Sin embargo, las gráficas de Rego muestran una práctica que sigue penalizada en gran parte del país y del mundo. En sus cuadros, se mira a través de piezas como la de una joven con un feto.

La literatura de Portugal, las dictaduras y la historia, la violencia de género o realidades que socialmente no son aceptadas están en los cuadros, catálogos e ilustraciones que de Rego pueblan las salas del IAGO.

Rego, quien radica en Londres, compartió con el IAGO algunas respuestas sobre su obra, que como la de Francisco Toledo retoma la literatura. En el caso de Toledo, de la obra literaria de Franz Kafka, y de ella, por los cuentos populares portugueses, de Eça de Queirós y Henry Miller.

 

La exposición Gráfica de Paula Rego se concretó tras varios años de gestión

 

Siempre necesito una historia para empezar. No siempre sé a dónde me llevarán. Es interesante averiguarlo. Los cuentos populares portugueses se encuentran entre los más crueles y los más relevantes para mí. Eça es un escritor brillante y todavía se siente moderno. Henry Miller fue una revelación cuando lo leí, pero no he hecho ningún trabajo a partir de su trabajo”.

La exposición Gráfica de Paula Rego se concretó tras varios años de gestión, explicaron Paul Meixueiro y Hazam Jara, del área de difusión y de la dirección del IAGO. Pero también se realizó por el interés del fundador del IAGO, el fallecido artista Francisco Toledo, por la obra de la autora. En este espacio, se muestran piezas que datan de los años 90 y hasta el 2009.

Alimentar u ofrecer vino en lugar de otra cosa, vomitar, escenas de violencia, de crítica a la dictadura de su país o de otros son parte de la exposición que se da casi a la par de otras que por el mundo comparten la obra de Rego. Entre ellas la del Museo Picasso de Málaga, España. En México es la primera en cuanto a gráfica, pues antes solo compartió pintura en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (2010).

En cierto sentido, su obra plasma una sutil denuncia, una voz transformada por su experiencia y posicionamiento feminista, y las circunstancias de un género cuya autorrepresentación es fundamental”, dice la gestora cultural Nidia Rosales.


 

Relacionadas: