Benjamín Fernández: Un oaxaqueño seducido por la ciudad de Guadalajara | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Benjamín Fernández: Un oaxaqueño seducido por la ciudad de Guadalajara

El gran legado de su obra cultural es el Museo Internacional de Arte en Guadalajara


Benjamín Fernández: Un oaxaqueño seducido por la ciudad de Guadalajara | El Imparcial de Oaxaca

Benjamín Fernández nació en Oaxaca, donde adquirió la pasión convertida en vicio por coleccionar obras de arte. Pero será Guadalajara la que a final de cuentas —sin pretenderlo— tendrá el mayor beneficio de su pasión por el arte, donde se concentrará su legado como coleccionista con el apoyo a los nuevos valores de la plástica.

Y un hecho que al paso del tiempo se convertirá en su gran legado es el Museo Internacional de Arte (MinART Fundación A.C.) cuya obra física está a un 95 %, así como el patrimonio que tiene la Fundación Black Coffee Gallery, que cuenta con un acervo de más de 5 mil obras de arte.

La construcción del museo no se ha concluido porque se atravesó la pandemia del Covid-19; ahora Benjamín busca la forma de terminar el edificio para proceder a su equipamiento, que es donde estará la inversión mayor, que estima entre 60 y 70 millones de pesos. Él ha hecho la inversión directa a través de la Fundación MinArt, pero en esta última etapa buscará apoyo de otras fundaciones.

Benjamín tiene las mejores colecciones del mundo de artistas oaxaqueños: Rufino Tamayo, Maximino Javier y Francisco Toledo, así como del zacatecano Rafael Coronel.

“Quiero que sea una nueva sede en Jalisco, que la gente venga a esta museo a ver cosas interesantes, cada piso tendrá una obra de arte, son tres puertas de bodega de gran formato, la entrada a las oficinas también tendrá una puerta de gran formato, todo aquí será arte, es el toque que le quiero dar, que cada esquina sea arte”, expresa emocionado.

Maravillado comenta la gran expresión artística que ha encontrado en Guadalajara en las nuevas generaciones. “Aquí es un semillero de artistas muy buenos, me encanta Shuta Ruelas, se me hace muy interesante, aparte de como pinta, ella busca sus propias exposiciones”.

Menciona a artistas jóvenes cuyo talento admira como Carlos Torres, Karla Betancourt y Manuel Rodríguez, entre otros. De los más consolidados señala a Víctor Hugo Pérez, Enrique Oroz, Juan Carlos Macías; más arriba al maestro Arévalo que recientemente falleció, el maestro Ismael Vargas y Alejandro Colunga.

GUADALAJARA LO SEDUJO

Oaxaca es una entidad reconocida por sus expresiones artísticas y el arte conceptual. “La mexicanidad del arte allí se expresa, la artesanía quizá es la que me generó ese gusto tan grande”, expresa Benjamín en entrevista.

¿Y por qué entonces es Guadalajara donde concentras tu gran pasión por el arte y decides construir un museo de artes? —Le pregunto en el recorrido al que me invitó para conocer el avance del MinART y los planes que allí pretender realizar en pro del arte jalisciense y mexicano.

Sonríe antes de responder.

Es una pregunta muy sencilla de responder. No por menospreciar mi Estado (la verdad culturalmente, es muy rico, de todo tiene, playa, arqueología, tiene bosques). Salí a los 18 años. Me fui a estudiar a Monterrey, estudié Contaduría y Leyes. Me aventé las dos carreras, y aquí a Guadalajara había venido una vez; la segunda fue a una junta cuando trabajaba en un despacho antes de tener el propio y me gustó: muchos árboles, no tanto calor como el de Monterrey y obviamente por la mamá de mis hijas me vine para acá.

Me enamoré de Guadalajara. Antes de iniciar la construcción me dije: “Soy oaxaqueño, el museo tiene que estar en Oaxaca”.

Pero decidiste que fuera en Guadalajara… ¿Por qué?

Porque todos mis negocios están en Guadalajara y aquí he vivido gran parte de mi vida. A Oaxaca ya casi no voy, sólo cuando visito a mis padres.

La construcción del museo se inició en 2017, pero fue ideado mucho antes. Hace 10 años alquiló una bodega para guardar las obras y los libros de arte que ha adquirido con el tiempo. “Allí están todos los cuadros y libros, no puedes pasar, no puedes planear”.

“Tenía una casa en avenida Vallarta y Robles Gil que data de 1912, de 750 metros. Un día se cayó un techo, se armó un escándalo mediático”.

“Me hizo el diseño el arquitecto colombiano como lo quería, al entrar ibas caminando por fuera y entrabas a cada piso, pero no me gustó el diseño, porque le quitabas dos metros de este lado, dos metros de allá, dos metros de enfrente y decidí cancelarlo”.

Benjamín llega al lugar donde finalmente decide levantar el museo que está ubicado por avenida Inglaterra, a unos 50 metros pasando el Periférico, que primero era una bodega, pero después deciden convertirlo en museo y bodega.

“Mucha gente me decía, queremos ver exposiciones, queremos ver tu obra. Soy celoso, pero sí me gusta exhibir lo que hay, lo que han hecho los artistas, porque la mayoría de las veces no sabes lo que tuvo que pasar ese artista para tener esas obras”.

LA MAGNITUD DEL MUSEO

El museo se edifica sobre un terreno de mil metros cuadrados. En un inicio iba a ser bodega. Tendrá 6 mil metros cuadrados de construcción y es completamente de concreto.

Se escarbaron 5 metros debajo de la superficie. El sótano mide 4 metros y colocaron cemento sobre un metro de grueso.

El edificio está distribuido en los siguientes espacios: sótano, mezzanine. Piso 1, biblioteca y bodega de 4.5 metros de altura. Piso 2, oficinas corporativas y bodega de 4.5 metros de altura. Piso 3, oficinas de Benjamín y biblioteca especializada, más la bodega para obra de gran formato de 5.5 metros de altura y la terraza para eventos y bar.

Tendrá una sala de exhibición de mil metros cuadrados. Se tendrá también una pequeña sala donde la gente podrá sentarse y ver la obra de pequeño formato.

Tendrá dos pisos de 4.5 metros de altura y el último piso de 5.5 metros.

LAS PUERTAS

Un punto de gran impacto visual serán las puertas con obras de arte de gran formato que tendrán las puertas de las bodegas.

Cada piso de las bodegas estará cerrado y se abrirá con huella digital. La puerta principal de cada piso medirá 4.5 metros y la última será de 5.5 metros.

Cada puerta será una obra de arte de gran formato elaborada por artistas que dan su obra al costo como parte de su aportación. “Tú estarás caminando en el museo, vas a ver la puerta de la bodega, pero no podrás pasar.

En la entrada se tendrán 5 obras de gran formato 4×5 de alto, una de ellas será la famosa Mona Lisa.

EL GRAN DESAFÍO, CONCLUIR EL MINART

Hoy el gran desafío para Benjamín Fernández es concluir el Museo y proceder a hacer convenios con varios recintos culturales del mundo para traer a artistas de otros países mediante un sistema de intercambio y mandar de aquí para el extranjero.

“Cuando empecé con el proyecto del museo, el arquitecto me había hecho otro piso más que sería un departamento con un estudio para que trajera a un artista a aprender un año, pero se me hizo muy grande, me daba miedo por el peso, pero he tenido la dicha de conocer muchos museos en Estados Unidos, hay lugares donde tienen su escuela, donde muchos artistas se van a estudiar ahí, es padre porque conviven entre ellos, toda la obra que hacen los artistas se queda ahí”.

“A mí se me hace padre porque es un intercambio, conozco artistas mexicanos que han ido allá y se han hecho de amigos, es importante porque tal vez tú eres de nivel bajo y encuentras artistas de nivel alto”.

LA COLECCIÓN MINART

La Colección MinArt A.C. está conformada con obras de arte moderno principalmente, los autores en su mayoría son mexicanos; sin embargo, en los últimos años se han adquirido obras de artistas, no sólo del continente americano, sino además del continente europeo y el continente asiático, con la finalidad de tener una mayor proyección de la colección a nivel internacional.

Actualmente, se cuenta con un acervo de 5 mil 600 piezas y cerca de 500 artistas la conforman. MinArt ha logrado difundir e impulsar el arte por medio de la programación de exposiciones itinerantes en diversos espacios museísticos, dentro y fuera del país, obra que es inherente a la edición de libros y catálogos de obra que compilan la oferta cultural de nuestro país y se ha logrado participar en más de una centenar de exposiciones, con lo que se ha contribuido al fortalecimiento del patrimonio cultural de México.

¿Qué planes tienes a futuro?

“Terminar el museo y hacer convenios con varios museos del mundo para traer artistas, hacer como un tipo de intercambio, traer artistas de afuera y mandar de aquí para allá.

“Tengo muchos proyectos, lamentablemente la lana no alcanza. A corto plazo debo terminar el museo, en un futuro a lo mejor hacer un distrito de arte aquí en estas bodegas, transformar todo lo de enfrente, hacer talleres para los artistas, para que se involucre la gente de San Juan de Ocotán, incidir en la sociedad. Muchas veces para que tú puedas tener acceso a esos fondos de Estados Unidos te piden eso, saber cómo impacta a la comunidad para que se haga, nuestro primer impacto es darle trabajo a la gente de aquí, si un día cambio las oficinas quiero hacer la gráfica”.