La Santa Cecilia; El poder de la cultura mexicana | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

La Santa Cecilia; El poder de la cultura mexicana

Una de las canciones de la agrupación La Santa Cecilia dice: “Por mi madre yo soy mexicano/ por destino soy americano/ yo soy de la raza de oro/ yo soy…


La Santa Cecilia; El poder de la cultura mexicana | El Imparcial de Oaxaca
la santa cecilia sound bite photoshoot

Una de las canciones de la agrupación La Santa Cecilia dice: “Por mi madre yo soy mexicano/ por destino soy americano/ yo soy de la raza de oro/ yo soy México-americano” y no hay estrofa que pueda narrar de una manera más clara, la historia de esta banda conformada por el acordeonista José “Pepe” Carlos, el bajista Alex Bendaña, el percusionista Miguel “Oso” Ramírez y la cantante “Marisoul” Hernández, hijos de inmigrantes mexicanos que dejaron –hace ya algunas generaciones– sus raíces para ir tras el anhelado sueño americano, el cual lograron conquistar. Gracias ello, sus hijos pudieron crecer del otro lado, en medio de dos culturas, donde la música siempre fue un punto de encuentro. 

Boleros clásicos del repertorio popular, mezclas de cumbia, bossa nova y regional mexicano son característicos de la famosa agrupación que cuenta con siete producciones discográficas y más de una década de trayectoria. En su haber han conquistado tres nominaciones al Grammy Latino, y en 2013, su disco Treinta Días se alzó con el galardón. 

Esta Entrevista sin Fecha, se encontraba en el tintero de las viejas conversaciones, pues la realicé en mayo de 2018, cuando la agrupación se reunió en Oaxaca como parte de su gira del disco Amar y vivir. Mucho de lo que se charló aquella noche sigue siendo vigente en nuestros días; ellos continúan siendo un referente de la música y el bolero latinoamericano: 

¿Qué significa México para La Santa Cecilia? 

—Todo. La verdad México nos vio nacer a muchos de nosotros. Pepe Carlos el acordeonista es oaxaqueño, nuestros papás salieron de este país buscando un mejor futuro para nosotros, y ahora tenemos el privilegio de poder regresar con nuestra música y los sueños de nuestra comunidad. 

¿Y cómo es que ustedes se conforman como grupo? 

—Pues nos juntamos hace 10 años en la Ciudad de los Ángeles (California), algunos de nosotros ya tocábamos juntos desde hace mucho tiempo, pero a la vez separados. Cuando nos conocimos, nos unió el hacer nuestras propias canciones y mezclar los géneros que nos gustaban. 

¿Qué obstáculos han enfrentado en más de una década de trayectoria musical?  

—Fíjate que a nosotros no nos gusta ver las cosas como obstáculos, más bien son metas que cuando uno hace las cosas con mucha fe y mucho amor, se siente como piedritas en el camino. 

Desde Estado Unidos ¿Cómo ven la situación social del país? 

—Pues nos da mucho sentimiento, mucha tristeza ver tanta violencia, que también la hay en los Estados Unidos y en todo el mundo. Por eso no lo vemos con ojos críticos, porque todos tenemos nuestros problemas. En el país donde vivimos tenemos problemas con armas, con los jóvenes que van a las escuelas y hacen balaceras, hay mucho odio hacia los inmigrantes. Pero creemos que lo más importante es luchar con cosas positivas como los sueños, nosotros tratamos de hacerlo con nuestra música, contando las historias que nos pasan como comunidad migrante, animando a la gente a seguir adelante, pues por muy mal que esté todo siempre hay que pararse, despertar y seguir adelante. 

En su disco Amar y vivir tienen un repertorio muy rico, que es como una oda al bolero y a la música latinoamericana ¿Cómo escogen el repertorio para este disco? 

—Fue complicado, porque grabamos solo 12 canciones; además, desde antes de conformarnos como La Santa Cecilia, ya tocábamos boleros, por eso fue difícil escoger solo unas cuantas canciones para representar el amor que tenemos por la música tradicional de México y Latinoamérica, pero tenemos ilusiones de que haya un volumen dos de Amar y Vivir para incluir las tantas canciones que se quedaron afuera. 

En 2013, cuando su disco Treinta Días resulta ganador del Grammy Latino ¿Qué representó esto en su carrera? 

—El Grammy fue algo hermoso para nosotros, pues nunca pensamos que íbamos a ganar un Grammy, y definitivamente nos ha abierto muchas puertas. Pero no nos estancamos en premios, lo que nos inspira a nosotros es hacer las mejores canciones y llevar nuestra música a todos los lados que nos faltan. 

Hay muchos extranjeros que aman México y muchos mexicanos que se avergüenzan de sus raíces ¿Qué les dirían a estos mexicanos? 

—¡Que no se deben de avergonzar! que es un orgullo tener este gran patrimonio cultural, que es lo más bonito en este mundo. México es un alma sincera, llena de amor y mucha pasión por la vida. México es grande y tiene mucho por ofrecer. Además, nosotros desde el otro lado (en los Estado Unidos) tenemos mucha fe en el pueblo mexicano y estamos seguros que por su alma de amor y de cultura saldrán siempre adelante. 

Muchos jóvenes los siguen, oyen su música ¿Qué mensaje les enviarían? 

—Que no se dejen llevar por los momentos, por las modas, que no se dejen desconectar por el Internet, porque es un arma con la que nos podemos conectar con el mundo, pero a la vez también nos podemos desconectar de nuestras familias y amigos. Que la familia es lo más importante, por eso es importante conectar con los suyos. 

Deben de soñar en grande, como nosotros que en vez de estar en casa revisando el Facebook, estamos viajando por todo el mundo porque tenemos fe en nuestros sueños; en el poder de nuestra cultura, en toda nuestra gente. Hay que desconectarse para volverse a conectar con la vida, porque todo es posible. 

@Urieldejesús02